Viejas Glorias Gimnásticas (XXXV) ANTONIO RUISÁNCHEZ, por Alejandro Campo.

Viejas Glorias Gimnásticas (XXXV) ANTONIO RUISÁNCHEZ, por Alejandro Campo.

Autor: Alejandro Campo Ruiz

Ex-presidente de la Real Sdad. Gimnástica.

ANTONIO
RUISÁNCHEZ BARRIO

UN
GRAN DEFENSA

Nació en Tanos el 4 de
noviembre de 1960, siendo hijo de Avelina y Antonio, un carpintero apasionado
seguidor y socio de la
Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega.

Después de sus inicios en los
recreos del Colegio Público de Tanos, juega con Urbistondo en el Infantil de la Sociedad Deportiva
Amistad, y luego, cuando estudiaba en el Menéndez Pelayo, lo hace en el C. D.
Sniace En 1976, en su etapa de juvenil, cuando ha acabado los estudios en la Academia Crespo,
juega en el Tapicerías del Río con sus compañeros y amigos de siempre, Isidro
Salces, Gabino Sinde y Jesús Prida.

Con Ruisánchez en el equipo,
el Tapicerías del Río ascendió a la Liga Nacional Juvenil en un partido jugado en
Adarzo ante el C. D. San Justo. La alineación de aquel importante ascenso fue
la compuesta por Andrés; Paco, Mena, Remi; Ruisánchez, Enrique, Roberto, Rayón;
Lolo, J. Carlos y Zorrilla. El dúo compuesto por Aparicio y Portilla fueron los
entrenadores de equipo que ya en la Liga Nacional se enfrentaría con clubes como el
Racing de Santander, el Athletic Club de Bilbao y la Real Sociedad de San
Sebastián, entre otros, que para Toño Ruisánchez constituyeron las primeras
experiencias de desplazamientos fuera de Cantabria para jugar al fútbol.

Defensa central alto, seguro y
buen marcador gracias a su sentido de la posición, sus buenas actuaciones con
los tapiceros no pasaron desapercibidas desde Santander, siendo fichado por el
Real Racing Club en 1979 para engrosar las filas de su equipo filial, el Rayo
Cantabria. Aquí juega la primera temporada, la de 1979-80, donde Ruisánchez
confirmaba las previsiones que sobre él se hacían como gran central. Con Saro
como entrenador, coincide con compañeros como Villita, Emilio
Bustamante, Abando, e Ignacio Diego, entre otros.

En 1980, siendo jugador del
Rayo, cuando estudiaba Administrativo, debutó con el Racing siendo Moruca,
el entrenador, alineándole el 14 de septiembre de 1980 en el estadio Castalia y
perdiendo ante el C. D. Castellón por dos a cero. Los santanderinos jugaron
aquel día con: Moncaleán; Villita,
Sañudo, Ruisánchez, Preciado; Juan Carlos (Chiri), Mantilla, Piru;
Alarcón, Verón y Mazón (Quique). A pesar de la derrota, Fernández Mora sigue
contando él y le convierte en titular de su defensa, siendo uno de los
componentes del ascenso a Primera en 1981, aunque no pudo celebrarlo con sus
compañeros pues había marchado a cumplir el servicio militar a tierras
baleares, siendo cedido en el R. C. D. Mallorca, dirigido por Lucien Müller, en
la temporada 1981-82. Tras licenciarse debuta en Primera División con el Racing
el 12 de septiembre de 1982 en los Campos de Sport, en un partido que finalizó con empate sin goles ante el C.
D. Málaga, formando los racinguistas con Arzú; Chiri, Sañudo, Mantilla, Villita;
Álvarez (Herrero), Bernal, Chaparro, Cidón (Ruisánchez); Verón y Paco.

Al final de temporada marcha
al Palencia C. F., donde juega en Segunda A, y Segunda B. En el verano de 1986
se incorporó al F. C. Andorra donde permaneció hasta el final de la temporada
1989-90, precisamente cuando fue elegido mejor jugador del club en esta
campaña. En Andorra ejercería también como profesor en la Escuela de Fútbol.

En la foto en un entrenamiento
de la Real Sdad.
Gimnástica,  Manolo Preciado, Vicky,
Sicilia, Chalana, Ruisánchez, Javi Moro, y Carlos, entre otros.

Con ganas de regresar a Cantabria, Ruisánchez fichó por la Gimnástica, debutando
en Liga el 9 de septiembre de 1990 en Segunda B, en el estadio Comunale de
Andorra, con derrota por dos a uno, casualmente contra el equipo de donde
procedía, el F. C. Andorra. La alineación torrelaveguense estuvo formada
entonces por Moncaleán; Pablo, Ramos, Roncal, Preciado (López Recarte); Nacho, Ruisánchez, Tino, Vicky; Solé (Tomás) y Ballina.

Gimnástica
temporada 1990/91; Arriba:
Agapito Moncaleán, Ruisanchez, Manolo Roncal, Manolo Preciado, Vicky y Tino. Abajo:
Nacho, Solé, Nené Ballina, Ramos y Recarte.

En las cuatro
temporadas de Ruisánchez en el club de Torrelavega, se mantuvo siempre en
Segunda B, siendo elegido jugador más regular de la temporada 1991-92 y
habiendo jugado la promoción de ascenso a Segunda División A en 1993.

Tras su etapa
gimnástica jugaría su última temporada con el C. D. Tropezón, en Tercera,
colgando las botas meses antes de cumplir los 35 años.

Siguió ligado al mundo del fútbol pasando a
entrenar, en el Infantil Amistad, Cadete del C. D. Sniace, Juvenil Gimnástica,
Juvenil C. D. Tropezón y al filial del C. F. Ayrón, dirigiendo en el transcurso
de la campaña 2006-07 al primer equipo de Vargas, al que salvó del descenso a
Primera Regional cuando estaba en una caótica situación en la clasificación. Con
los de Tanos también logró el ascenso a la Liga Nacional Juvenil en 2003,
quedándose a un punto de este mismo logro en su etapa de entrenador del Juvenil
Gimnástica. Ganó en dos ocasiones consecutivas el trofeo Victoria que se
entrega en la Gala del Deporte de Torrelavega, como mejor jugador de la
comarca.

Jugó en la Gimnástica las
temporadas 1990-94, disputando 106                   partidos de Liga y Copa en
los que anotó 2 goles.

Leave a Reply

Your email address will not be published.