Viejas Glorias Gimnásticas (XIX) AMENABAR, por Alejandro Campo.

Viejas Glorias Gimnásticas (XIX) AMENABAR, por Alejandro Campo.

Autor: Alejandro Campo Ruiz

Ex-presidente de la Real Sdad. Gimnástica.

JUAN
ANTONIO AMENABAR

AMENABAR,
UN VALOR DE LA CANTERA NADA
BIEN APROVECHADO.

Nació
un 9 de marzo de 1.929 en la popular calle Carrera, de Torrelavega. Comenzó
dando sus primeros pasos con el balón entre los árboles de La Llama, en compañía de Perojo
y Botrán, éste con una izquierda que llamaba la atención. Después, sus colores
son los del Royal, con Canín Costales y Nicanor Agueros, que luego se dedicó al
cine. Se federa en el Barros, pasa por el Atlético Linares, Vargas, en donde
cobró su primera ficha de 600 pesetas; Barreda, Buelna y, en el año 1954, llega
a la Gimnástica.

Entrena
al equipo Gavito que, a pesar de ganar en los tres primeros partidos, fue
cesado en el cuarto; siguió Enrique Saiz, aquel portero que llegó a ser
comparado con el legendario Zamora; luego conocería a Paco Hernández, Pedrosa,
Vicente y Pocholo.

(En la imagen, un equipo gimnástico de la temporada 1.954-55. De arriba a abajo y de izquierda a derecha: Roberto, Amenabar, Trueba, Vicente, Emilio, Pascual y Hernando. Madrazo, Pelu, Mesones, Lolo y Pacolín).

Amenabar
juega de defensa de ambos lados y de extremo. Trueba le llama “bicicleta” por
su velocidad, y durante tres temporadas estuvo en el equipo con compañeros de
mucha valía como Roberto, Marianito, Feijoó, Isidro, Hernando, Echevarria,
Trueba, Vicente, Bravo, Acebo, Aja, Pelu, Félix, Eguren, Resque, Pachín, Emilio
Mesones, Pacolin, Ingelmo, Charines, José Luis, Madrazo, Lolo Gómez, Lolo el de
Cartes, Tavi, Pascual, Juanin, etc.

“En
1958 por disposiciones federativas, quedaron todos los jugadores en libertad y
tuvieron una despedida fría”, pero claro esta, ya no regía los destinos del club
aquel caballero llamado Fermín Pérez Onandía “Ferpo”.

Muchos
recuerdos de aquella época guarda en su memoria Amenabar. Nos dice que tiene
dos jugadas. Una que le hizo Gento jugando contra el Racing, pasándole el balón
entre las piernas y dejándole clavado, y otra la que le hizo Enrique Pérez
Pachín en Las Arenas. Pachín debutaba en tercera división, y éste acabó siendo
un gran futbolista y además internacional.

Estando
en Langreo tuvo que vestirse de portero suplente, porque recibió un telegrama
por el que Roberto no se podía alinear y, al salir Hernando al campo, el tuvo
que ser el portero suplente.

(En la imagen, un equipo gimnástico de la temporada 1.956-57. De arriba a abajo y de izquierda a derecha: Feijoo, Pachín, Eguren, Emilio, Bravo, Quinín y Hernando. Amenabar, Chacho, Tavi, Félix y Lolo).

Otra
vez, cuando regresaban  de Pontevedra,
pernoctaron el Lugo y él madrugó para ver a un amigo y se perdió entre las
murallas de la ciudad lucense. Todo el equipo, incluido los directivos Manolo
Meana y Emilio Egusquiza, tuvieron que danzar lo suyo hasta encontrarle.
Aquello le costó años de bromas.

(En la imagen, un equipo gimnástico de la temporada 1.956-57. De arriba a abajo y de izquierda a derecha: Pocholo, Félix, Tavi, Varela, Mauro, Mesones, Quinín, Amenabar, ¿?, ¿?, Feijoo y Chacho. Mariano, Resque, Acebo, Ingelmo, Lolo, Eguren, Juanín y Bravo).

Estando
en el equipo, se celebraron las bodas de oro del club, y todas las fotografías
del álbum de jugadores las hizo Amenabar, para que resultaran más baratas.

Amenabar
es un amante de la historia de la Real Sdad.
Gimnástica y todo lo que se refiera a la Torrelavega de su juventud.

Sigue compartiendo tertulia con sus amigos de
la época y con otros muchos que se ha ido creando a lo largo de sus 87 años con
que cuenta actualmente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.