Pablo Lago, en busca del gran reto, triunfar con la R.S.Gimnástica.

El técnico asturiano debutará este sábado ante el Barreda en el derbi torrelaveguense.

No se lo pensó cuando le llamaron, y es que la R.S.Gimnástica tira mucho, aun estando en plena crisis. Hay que ser valiente para coger las riendas de este equipo cuando las cosas no van de cara, el riesgo es alto, pero un hombre nacido en Vegadeo hace 43 años lo ha asumido con total seguridad.

No es un veterano en esto de los banquillos, su bagaje son 6 campañas seguidas en la 3ª asturiana con 4 equipos distintos; Luarca, Langreo, Caudal y Avilés.

En la 2.011-12 coge a un Luarca que el curso anterior fue 13ª y lo deja 7º en su estreno en la categoría de bronce. Acaba con 56 puntos, 36 goles a favor y 40 en contra.

En la 2.012-13 repite curso, quedando 3 puestos más abajo, con 5 puntos menos. Aunque marca 6 goles más, encajando también 3 tantos más que en su estreno.

En la 2.013-14 firma con el Langreo que en el año anterior había quedado 4º y hacen un gran curso acabando segundos de grupo, empatando con el campeón a 76 puntos. Marcando 62 goles y recibiendo solo 28. En la 1ª ronda de play off ganan los dos partidos al Atlético Monzón y sin encajar gol. En la 2ª ronda caen 1-0 en la ida ante el Haro Deportivo pero en la vuelta en casa dan la vuelta a la eliminatoria venciendo 2-0. Y en la ronda final, la que da el ascenso, empatan a 0 en Mérida ante el histórico equipo extremeño. En la vuelta en el tramo final de partido marcan y vencen 1-0, subiendo a 2ª división “b”, 12 años después de que La Unión Popular de Langreo ascendiese por última vez.

En la 2.014-15 curiosamente no continua en el Langreo y solo 4 días después del ascenso anuncia su fichaje por el Caudal de Mieres, recién descendido de 2ª “b”. Acaban la temporada segundos a solo 2 puntos del campeón. Marcando 68 goles y recibiendo solo 18. En la 1ª ronda de play-off se vuelve a cruzar con el Haro Deportivo, esta vez sin suerte, empatando a 0 la ida en La Rioja, cayendo a los penaltis en casa en la vuelta. Los asturianos fallaron el primer penalti y los harenses marcaron las 5 penas máximas.

En la 2.015-16 coge otro equipo recién descendido de 2ª división “b”, esta vez el histórico Real Avilés, con quien coincide con el torrelaveguense y ex-gimnástico Jorge Rodríguez. Pese a acabar terceros en liga consigue su mayor puntuación en una liga como entrenador, con 89 puntos. Marcando 77 goles y recibiendo también como el año anterior, solo 18. Es eliminado en 1ª ronda de play-off ante el Lagun Onak, cayendo 1-0 en la ida y ganando 1-0 en la vuelta, aunque de nuevo la mala suerte en las tandas de penaltis lo deja fuera, perdiendo esta por 7-8.

Ya el último año el más convulso, en la campaña 2.016-17. Renueva por el Avilés, coincidiendo con otro gimnástico, este en la actual plantilla, Rubén Palazuelos. Los problemas económicos hacen de la temporada un año cuesta arriba. Cuando es 2º en la clasificación y a solo 3 jornadas del final de liga es destituido por José Luis Tamargo. Finalmente el equipo acaba de todos modos 2º, con 90 goles a favor y 34 en contra. El equipo ya con otro entrenador cae en 1ª ronda por el Cristo Atlético.

Ese es un bagaje como entrenador, con 4 play off disputados (aunque en uno de ellos ya estaba destituido), con 3 rondas pasadas y 2 siendo eliminado. No está mal. Y es lo que la Gimnástica necesita en estos momentos, un hombre al cargo con cierta experiencia en este tipo de partidos y que tenga algún ascenso en el bolsillo.

Nos cuentan quienes le conocen que le gusta los equipos equilibrados y seguros atrás. No es de tomar riesgos en ataque y no le gusta descuidar la defensa. Un buen equipo se “monta” desde atrás, de esto no nos cabe duda. Sus números no hablan de un equipo muy goleador ,de hecho nunca ha sido el máximo anotador de su grupo (con el Caudal y su último año con el Avilés fue el 2º máximo goleador del grupo asturiano). Destaca más por los pocos goles que recibe (Con el Caudal fue el menos goleado del grupo). Su hándicap es que no conoce mucho al equipo y sobre todo a los rivales, y por supuesto los campos. Aunque ya ha estado alguna vez en el Malecón viendo a la Gimnástica ya que alguno de sus equipos podrían haberse enfrentado al Decano Cántabro en los play-off, conoce el campo y a algunos jugadores. Todo esto se “arregla” con tiempo, aunque mucho no tenemos, ya que estamos a 6 puntos del liderato, con poco margen de error, aunque con mucha liga por delante.

Viene un entrenador “limpio” de todo, al margen del entorno, sin manías, y con una plantilla diseñada al 100% por otro entrenador, distinto a él. Unas semanas para conocer al equipo y ver si necesita algún jugador. Muchos seguimos con el pensamiento de que hace falta un mediapunta natural que conecte el centro del campo con la delantera, ese enganche que dé fluidez de juego a los más adelantados, un hombre de último pase. Veremos si él también lo veo o considera que no es necesario un jugador con ese roll. Esa u otras dudas se podrían generar en cuanto a lo que el entrenador considere oportuno.

Su primera prueba de fuego, el Barreda, un equipo que siempre da el 120% ante la Gimnástica, y más en su campo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.