La Tribuna de Manolo Haro: “Otra vez a Madrid. ¿Será un aviso positivo?”

Si todos los sorteos son caprichosos, este se me antoja premonitorio. Al menos es lo que deseo, es decir, más fertil en cuanto a resultado final.

Dos eliminatorias seguidas en Madrid parten con la doble ventaja sobre otros viajes menos gravosos en comparación con lo que a priori podrian deparar rivales más alejados geográficamente. Y eso, tal y como están las desnutridas arcas de nuestro Club, ya es algo.

Caer ante el Atlético “B”, formaba parte del pronóstico inicial, tal y como se confirmó posteriormente. Pero no caigamos en el conformismo de la inferioridad por la condición de filial de los colchoneros. Un mayor acercamiento en oportunidades de cara al gol tal vez nos haría estar hablando ahora mismo de otra cosa. Pero aquí residió nuestra debilidad: apenas amenazamos, aunque voluntad y entrega no faltaron. Como siempre.

Pero posiblemente esa primera eliminatoria haya servido como “ensayo general” para enfrentarse a un fútbol asequible para nuestra Gimnástica, a juzgar por la completa información publicada en MARCADOR, con un partido de vuelta en El Malecón.

Un papel fundamental será el que jueguen los gimnásticos, ya demostrado en el Cerro del Espino, donde no faltó el grupo de cafres que desbarró contra nuestra afición que aguantó estóicamente lo que está de moda, es decir, descargar sus frustraciones o “naufragios” personales en forma de improperios verbales irrepetibles.

Vayamos, pues, a por esta. Vayamos todos. La Gimnástica y los gimnásticos, soñamos con ello.

Leave a Reply

Your email address will not be published.