La Tribuna de Manolo Haro: “¿Qué Gimnástica nos vamos a encontrar la próxima temporada?”

Se acabó. Una temporada más nos quedamos en puertas y condenados a un “pozo”, el de la 3ª división, cada vez más profundo.

Llevo varios días dándole vueltas y tratando de poner en orden mis ideas antes de exponer mi modesta opinión sobre el grueso de lo ocurrido, pero sin ir más allá de lo que me han permitido mis colaboraciones semanales en MARCADOR GIMNÁSTICO que generosamente me ha permitido su responsable.

Mi temor inicial fue asistir a una desbandada que, desgraciadamente, se ha venido produciendo. No excesiva, pero si preocupante por algunas bajas difícilmente comprensibles.

Todos sabemos que cada final de temporada supone cambios por diferentes motivos, pero sin entrar en nombres (sería casi explosivo), me los guardo para evitar suspicacias. A los más o menos esperados o justificables, habría que añadir otros que forman parte de la incredulidad generalizada entre el gimnasticismo.

Verán: la convivencia “per sé”, es muy difícil y complicada y en el manejo de un vestuario con 20 hijos de cada padre, se eleva a la enésima potencia. Se forman grupitos, roces, diferencias. Quienes juegan más o menos…

Aquí es donde entra la siempre difícil gestión del entrenador. En un sentido y en otro. En una dirección y en otra. Y con el riesgo de saber que siempre está bajo la amenaza de ser el primero en caer si vienen mal dadas. Ya se sabe: es más fácil cargarse a uno que a una plantilla. Chiri, como cualquier otro, vivió su incertidumbre al no poderse cumplir el objetivo final y empezó su personal calvario (aquí discrepo en parte), de aligerar plantilla para su posterior renovación. Y empezaron los nombres, las sorpresas, las preguntas.

Preguntas, sí, aunque algunas vienen respondidas de origen. Ejemplo: ¿por qué este “si” y aquel “no”? Lo que pasa es que vivimos en un entorno donde “casi” todo se sabe.

¿Y dónde discrepo?. Fácil. Justo en aquella explicación que quiere justificar que los movimientos de entradas y salidas son cosa del entrenador. Claro que él tiene que dar el visto bueno a su “material” de trabajo, pero algo tendrá que ver el Director Deportivo, responsable de formar la plantilla. Y no digamos el Presidente. Todo, porque el técnico puede caer antes. O por…, dejémoslo aquí.

Mientras tanto, veremos qué Gimnástica nos vamos a encontrar la próxima temporada. Trabajo por delante queda bastante y para acceder con un mínimo de garantías a tan ansiado ascenso, hay que hilar fino. La columna de un equipo debe ir estructurada por un portero de confianza; un central con jerarquía; un organizador de juego con madera de líder y un cazagoles listo y eficaz. Fácil, ¿verdad?. Pues… ¡a por todas!

Una respuesta para "La Tribuna de Manolo Haro: “¿Qué Gimnástica nos vamos a encontrar la próxima temporada?”"

  1. Trekyourway   julio 25, 2017 at 9:41 am

    Esta web es realmente un paseo a través de toda la información que anelaba sobre este este tema tan aditivo y no sabía a quién preguntar .

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.