La Tribuna de Manolo Haro: “¿Por qué no levantamos cabeza?”

Han pasado ya 11 partidos y no hemos perdido ninguno, aunque los números no nos favorecen ni mucho menos: 4 ganados y 11 empatados. Insuficiente balance de cara al objetivo final.

El enfrentamiento entre Tropezón y Laredo pudo suponer una carambola favorable a la Gimnástica, para lo que habría sido necesario ganar en Barreda, pero empatamos y gracias, es decir, que no cumplimos. Las jornadas van pasando y no levantamos cabeza. El equipo no se acaba de encontrar. Es como si estuviera atacado por una especie de miedo a fallar. Y si a ello le añadimos un estado de ansiedad detectado por el nuevo técnico, según sus propias palabras, la recuperación se antoja complicada, salvo que alguien dé un golpe en la mesa.

Alguien que puede ser el equipo técnico o, ¿por qué no?, el mismo vestuario a iniciativa de los más veteranos. Y a todo ésto, ¿qué papel juegan los de “arriba”? ¿Qué nivel de exigencia se les supone? No hace falta insistir en lo que tantas veces hemos reclamado: dedicación y trabajo. O, si lo prefieren, ideas en acción. ¿Ejemplos? Muchos: visitas a los colegios. ¡A todos! Con invitaciones para los niños. Con ellos irían padres, abuelos, acompañantes que pasarían por taquilla y darían colorido a la grada, porque asientos libres, por desgracia, quedan muchos por ocupar en El Malecón. Entradas a la venta en determinados establecimientos de hostelería, como se hacía antes. ¿Tanto cuesta dejar un talonario aunque solo se vendan una docena de ellas o es que supone mucho trabajo pasar a dejarlo y a recogerlo? Todo sumaría.

Las peñas: ¿hay alguna reunión con sus miembros para intercambias ideas, proyectos? Colectivos que tienen mucho que decir, pero hay que darles espacio para su participación. Recuerdo unas imágenes a través de un vídeo publicado recientemente con motivo de un partido de promoción, con desfile de aficionados por calles de Torrelavega, equipados con banderas, bufandas, camisetas, al compás del himno del Club. ¡Joder, qué bonito! ¿No se puede organizar algo similar, si no siempre, sí de vez en cuando, en las previas de los partidos, como aquel día?

Es cuestión de trabajar, de moverse. La Gimnástica es algo muy serio y merece, ¡EXIGE! máxima dedicación a sus responsables, socios y aficionados en general incluidos. Tal vez así encontraríamos respuestas a la pregunta: ¿por qué no levantamos la cabeza?

¡Y mira que si empezáramos a levantarla!

Leave a Reply

Your email address will not be published.