La Tribuna de Manolo Haro: “Lo que pudo haber sido y no fué…”

image

La Tribuna de Manolo Haro: “Lo que pudo haber sido y no fué…”

¡Lástima!. Sí, porque a priori, jugarse el ascenso a una sola eliminatoria y con la vuelta en casa, suponía una cierta ventaja. Sobre todo, cuando el teórico rival podía ser asequible como parece el caso. Pero fallar en el último envite no parecía que entraba en los planes. Sin embargo, el fútbol es lo que tiene y, en esta ocasión, la fortuna nos dio la espalda.Y no fue por falta de méritos. El equipo se vació en Selaya como lo ha venido haciendo toda la temporada. Jugó bien, para ganar. Y pudo hacerlo. Se adelantó en el marcador con un gol de Dorronsoro. Pero apareció lo que nos temíamos: el fantasma arbitral que sí, para qué ocultarlo más, nos ha perseguido durante tantas jornadas. Un penalti con expulsión del capitán Mario; magistral intervención del portero Pablo Herrero que, tras detenerlo, ve con asombro como el “pipiolo” árbitro manda repetir no se sabe por qué y claro: empate. 

Es cierto que el Selaya se jugaba seguir en 3ª división. Es cierto que “aquello”, más que un campo de fútbol, se asemeja a una especie de calleja. Es cierto que lo han convertido en búnker casi invulnerable y que le sacan rendimiento al máximo ante sus rivales, pero es cierto también que la Gimnástica le puso un par y se adaptó a las características que nada tenían que ver con su estilo de juego. Pero es cierto también que al quedar pendientes para el último asalto, el riesgo se convirtió en hecho consumado cuando ya no quedaba tiempo para rectificar. Y en un torneo de la regularidad, cada equipo suele ocupar al final el puesto predestinado después de jugar todos contra todos, es decir, disfrutar de las mismas oportunidades. Pero no valen lamentaciones. 

Ahora hay que mirar hacia adelante. Hay que echar mano de la botella medio llena y confiar que el adversario sea potencialmente asequible. Esta página recoge todos los datos y características del Mutilvera, desconocido hasta la fecha, que aporta estadísticas y trayectoria para acercarnos a lo que pueda acontecer. Pero no olvidemos que de pasar de una sola eliminatoria, habrá que mirar hacia el horizonte pensando en tres… antes de ascender. Y ello implica muchas cosas: más trabajo, más partidos, más desplazamientos, más gastos… Pero también, más entrega en todos los sentidos. Y de eso este equipo sabe. Como también sabe de la necesidad de apoyo de toda la afición, socios, peñas…gimnásticos. Por todo ello hay que confiar al máximo y creer en el ascenso. Todo, mirando de reojo a nuestra “bestia negra”, el Laredo, el “Charles”, entrenado por un ex, José Gómez que, por lo que parece, le ha caído el que pudo haber sido y no fue. Pero lo dicho. En esto del fútbol, nunca se sabe.

Leave a Reply

Your email address will not be published.