La Tribuna de Manolo Haro: “Ganar, ganar y volver a ganar”.

…como dijo el Sabio de Hortaleza, el gran Luis Aragonés. Es lo que le queda a la GIMNÁSTICA para “campeonar” o “salir campeón”, que dirían los argentinos.

Después de saldar el compromiso ante UM Escobedo con el insuficiente 0-0, quedamos obligados a ganar los seis partidos que faltan para llegar al final. Salvo que resultados ajenos, como la sorprendente e inesperada derrota en casa del Laredo, nos echen un cable.

Lo que pasa es que no podemos vivir dependiendo de los demás y de sus eventuales fallos. Nuestra obligación es buscar el triunfo partido a partido.

Y lo que ocurre también es que, lo que se dice facilidades, no vamos a encontrar ninguna, ya que todo el mundo se juega la temporada. Por arriba y por abajo de la tabla. Para empezar, nos toca el siempre incómodo viaje a Castro Urdiales. A “Riomar”, se entiende, que la Villa bien merece la pena.

Pero volviendo a otros encuentros entre terceros, esta próxima jornada se juega un UM Escobedo-Laredo cargado de fuertes emociones. Dependiendo del resultado, la GIMNÁSTICA puede verse beneficiada… siempre y cuando vuelva victoriosa de su compromiso castreño.

Mientras tanto, existe preocupación por el estado físico de los hombres de ataque Barbero y Nacho Rodríguez. Ambos casi imprescindibles. Sobre todo de cara al futuro inmediato. Pero aunque sea necesario tenerlos entre algodones, resulta muy complicado prescindir de ellos o reservarlos. Ahora mismo, aunque suene a tópico, cada partido sí es una final.

Leave a Reply

Your email address will not be published.