La Tribuna de Manolo Haro: “Estamos en caída libre. ¿Quién para esto?”

La Tribuna de Manolo Haro: “Estamos en caída libre. ¿Quién para esto?”


Ni se imaginan lo que me está costando redactar unas líneas sobre lo que le está pasando a nuestra Gimnástica en esta 2ª vuelta. Un eufemismo me llevaría a utilizar frases como “hemos jugado una 1ª mitad como los ángeles y estamos sufriendo una 2ª casi en los infiernos”. Pero no. No es el caso ni me parece oportuno. Poco podríamos ayudar a mejorar cuando lo que se impone es todo lo contrario,  apoyar, animar. Estar con el equipo.

Sin embargo, no podían faltar los catastrofistas. Los que están en primera linea cuando las cosas van bien pero que cambian el rumbo cuando se tuercen. Como si tuviéramos dos Gimnásticas. Me harto de repetir que ganando 5-0 es fácil animar, cuando en realidad hay que estar en las malas ocasiones. Es lo que tiene. Ahora, todo son rumores: que mal jugamos; no hay equipo; este entrenador no vale (ya suenan hasta nombres para el banquillo); la Directiva no hace nada… El equipo no está bien. Habría que ser un necio para no reconocerlo. Da la sensación de que están como asustados. Invadidos por una responsabilidad que puede escapar a las posibilidades de una plantilla joven, pero que hasta ahora lo han dado todo. Y me consta que siguen dándolo, pero no siempre las cosas ocurren como se desea.

Vuelvo a la cantinela de que las comparaciones son odiosas pero, salvando las gigantescas diferencias, ya vemos lo que pasa en las más esferas. Equipos que tenían prácticamente la Liga en el bolsillo, se la están jugando con 15 puntos en liza y nada decidido. ¿Qué podemos esperar de un equipo como el nuestro formado por un grupo de chicos tan sobrados de ilusión como escasos de medios? Estamos jugando mal, sí. Pues claro. ¿Todos juegan siempre bien?. Puede parecer que estoy realizando una defensa excesiva y sobrada de pretextos y excusas, pero no. Creo que hemos tirado por el desagüe un “colchón” lo suficientemente cómodo como para no perder el control. Pero es lo que hay. Estamos en caída libre. Y esto hay que pararlo sin dejar que pase demasiado tiempo. Entre otras cosas, porque nos están perdiendo el respeto más aún de lo que nos lo vienen haciendo cuando van a por nosotros como lobos hambrientos, para humillarnos si hace falta. Y eso es porque somos la Gimnástica. Algo muy grande en el fútbol cántabro y que no esperamos que nos salven el culo (perdón) las instituciones oficiales. Y bien que lo necesitamos. Hay que parar la hemorragia. Y para ello se deben adoptar medidas contundentes. Dar un golpe de timón. Ejercer el cargo más  allá de lo que haga tu equipo, el que presides, que lo que menos necesita es de la desconfianza del “capitán del barco”. Solo Pilatos se lavó las manos. Lo fácil. El “yo no he sido” o “yo pasaba por ahí”. Se habla de cambios. Pues háganse antes de que sea demasiado tarde. ¿Cuestión anímica, psicológia?. Me da igual. Ya lo dice el humorista: -“No es por no ir. Si hay que ir, se vá, pero ir pa ná…”. Y no sé si cortar por lo sano seria un cambio en el banquillo, que es lo más socorrido  y aunque, como digo antes, ya suenan hasta nombres de sustitutos, tengo serias dudas de que fuera le mejor salida de emergencia. Pero algo, hay que hacer. Algo, para que el equipo recupere la confianza y vuelva a jugar mejor de lo que lo está haciendo en esta 2ª vuelta, no vaya a ser que…Una última cuestión: si la culpa la buscamos en un fallo del portero al encajar un gol desde Tanos, no olvidemos que su despiste no lleva arreglo en contra de lo que pueda ocurrir con un delantero que aún cobrando 10 veces más, no pasa nada si la “caga” a puerta vacía, porque tendrá otra u otras ocasiones, por lo que solo me queda dar ánimos a Pablo esta vez como lo haría con Kevin o como al que correspondiera en cada caso. Así pues, frénese ya esta caída en picado. Entre otras cosas, para no satisfacer a quienes nos odian, porque haberlos, háilos. Y ya dice la frase: -“Siempre hay alguien que viene a jodernos el día”. Pues eso. Que no nos lo jodan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.