La Tribuna de Manolo Haro: “Balance de fin de año altamente positivo.“

La Tribuna de Manolo Haro: “Balance de fin de año altamente positivo.“

Todas las empresas,
grupos o colectivos en general donde se comparte el trabajo de un
ejercicio, cierran el año presentando el resultado del mismo. Un
equipo de fútbol, caso que me ocupa, no es menos e incluso puede tener
como añadido algún problema que dificulta el desarrollo de su actividad,
dependiendo de imponderables como ausencias de algunos de sus miembros,
como lesiones, sanciones e incluso ceses o cambios de equipo. Pero
hay algo que no escapa a una buena mayoria de entidades. Y no solo a
las más modestas -a estas, sobre todo-, sino a demasiadas. Me refiero a
las penurias económicas. Y de eso, la Gimnástica, nuestra Gimnástica,
sabe lo suyo.

Sin
embargo, en este final de año, me ocupa más el balance deportivo.
Balance que no puede presentar mejores números: líderes, con un buen
colchón sobre el segundo y unas estadísticas que analizándolas en este
MARCADOR GIMNÁSTICO, nos confirma la excelente campaña que la Decana
-sí, la Decana, a pesar de la ignorancia repulsiva de quienes miran
hacia otro lado-, está despachando.

Excelente
equipo. Una muchachada con una entrega y compromiso ejemplares. Trabajo
serio salvando dificultades de las que en algún caso me hice eco y una
vez más -sí, hubo una primera-, me ví abocado a soportar críticas desde
la cúpula del Club de mis amores, de las que una conversación telefónica
solicitada por su entrenador, que gustosamente accedí -¡faltaria más!-,
dejó las cosas en su sitio y así se hizo constar: cada cual, a lo suyo.
Él, a entrenar; servidor, a opinar. Las reacciones, según cuando, donde
y como.

Por
lo demás, cosas internas, íntimas, de vestuario, no es algo que me
atormente. Me gusta el fútbol. Y la Gimnástica juega muy bien al fútbol.
Y gana. Y ojalá que esta temporada alcancemos al ansiado ascenso a
2ª-B. Seria la recompensa a un trabajo bien hecho a pesar de las
limitaciones económicas que se van salvando a salto de mata, que en lo
demás, poco que exigir, salvo alguna continencia necesaria para quien o
quienes tienen la responsabilidad de dirigir a la Gimnástica. Y la
Gimnástica, no es una broma. Y quienes tienen el orgullo de pertenecer a
ella, que sepan que es algo grande. Y, como dice el anuncio, “-¡¡Que lo
sepas…!!”.

Me queda desear a toda la familia blanquiazul, feliz salida y entrada de año y… ¡¡¡a por el ascenso!!!.

Leave a Reply

Your email address will not be published.