La suerte no ha sonreído en casi ningún momento a la R.S.Gimnástica en lo que va de temporada.

No tengo ningún reparo en decir que esta R.S.Gimnástica no ha teniendo suerte en casi ningún momento, y que en situaciones puntuales se ha sido muy cruel con el equipo. 

Jamás dije esto el año pasado, o el anterior, pero en esta campaña el equipo no ha merecido perder la liga. Evidentemente una liga de 38 jornadas la gana el equipo más regular, y el Laredo es justo campeón, de nuevo, pero la Gimnástica no mereció perder el liderato.

Mientras en muchas jornadas los perseguidores sacaban los partidos “de aquella manera”, con resultados en muchos casos justos, la Gimnástica perdía puntos en pequeños detalles, en partidos donde se creaban más de 10 ocasiones claras, y se pagaba caro la que la hacían. Si, es fútbol, y siempre lo que vale es quien mete más goles, pero este equipo no ha merecido dejarse tantos puntos por el camino. Se ganó a última hora a equipos como Sámano o Vimenor, pero fueron partidos que merecieron cerrarse mucho antes.

Recuerdo esos meses de febrero o marzo, cuando teniendo una gran ventaja nos dejamos los primeros puntos en Castro, o en Cabezón, vimos a una gran Gimnástica, que mereció llevarse los 6 puntos y no perder 5, como al final hizo. Ahora lo lamentamos, porque la liga no solo se perdió en Selaya, este equipo debió llegar campeón al último envite.

Pero esto es fútbol, y seguimos teniendo objetivos, no valen más lamentos y como lleva diciendo meses Siro del Barrio: “las notas en junio”. Felicidades Selaya por la permanencia, felicidades Charles por el título liguero, y gimnásticos, seguiremos animando a nuestro equipo hasta el pitido final de la última eliminatoria, nuestra historia así lo exige.

Maldito fútbol……

Leave a Reply

Your email address will not be published.