La R.S.Gimnástica volvió a tirar de épica para ganar otro partido en el Malecón, y seguir aferrándose a la categoría.

A prueba de infarto ha de ser el corazón de cada gimnástico, que sobre todo viene viendo al equipo últimamente, ya que los últimos partidos que ha jugado el equipo en casa, han rozado el límite de lo emocionante, ganándose a los filiales de Oviedo y R.Sociedad al borde del pitido final.

Y es que de las 6 victorias que lleva logrando la Gimnástica esta campaña, 5 de ellas han sido en el último cuarto de hora, y en 4 de esas 5, en el suspiro final. Al Mirandés en el 84´de penalti, al Sporting “b” en el 91´, al Oviedo “b” de nuevo en el 91´y el domingo a la Real “b” en el 88´. Victorias al límite del tiempo, que demuestran que este equipo sigue creyendo, y que aprieta y corre hasta el final.

Por ceñirme al partido, querría destacar a Alberto Cusidor. Jugador criticado en ocasiones esta temporada, y que esta vez sin duda merece su reconocimiento. Ante el filial donostiarra fue sin duda su mejor partido tras su vuelta, y apenas se le contabilizaron errores en todo el choque. Perfecto, estuvo el veterano centrocampista.

Una de las claves para ganar el domingo bajo mi punto de vista fue el nivel de intensidad de los laterales Fer y Fermín, ayudados en todo momento por los extremos, muy generosos en el esfuerzo como Vitienes y Rozas. Los centrales perfectos, expeditivos, rápidos al corte y atentos a todas las jugadas. Álex, como siempre paró en la que tuvo que intervenir, y mantuvo al equipo vivo. Partido de sobresaliente de cada uno de los jugadores que saltaron al campo, y que entendieron muy bien las directrices de su entrenador.

Un Dani Mori que me gustó sobre todo porque puso a cada jugador en su puesto, sin inventos ni remiendos. Lo primero es que puso a dos centrales que son centrales, donde con Ramiro evidentemente no hay debate, pero con un Cristian que cada vez que juega lo hace muy bien, y donde se observa que no es necesario cambiar a un jugador de posición para sentar a un central como Cristian. El canario, creo que ha de jugar siempre y cuando esté bien. Luego el tema de Palazuelos, utilizado los dos partidos anteriores como 5, por delante de los centrales como eje defensivo. No sé quien merece al 200% la titularidad en un medio campo con tanto donde elegir, pero tengo claro que cuando Palazuelos salga a jugar, lo haga en su sitio, y no se le desperdicie actuando de pivote defensivo. En la banda izquierda pasa un poco lo mismo, ya que se ha visto a lo largo de la temporada actuar ahí a jugadores que no saben jugar en banda, como Alberto o Víctor, ya sea por un entrenador u otro. Hay que aprovechar este buen momento de Rozas y sacar todas sus virtudes, como se han visto en los últimos 2 partidos en casa.

Saque lo que saque en Anduva, tengo claro que si los jugadores salen con la misma implicación que el domingo, con la intensidad con la que se jugó y son tan generosos en el esfuerzo, estoy convencido de que se le puede poner el partido difícil al todo-poderoso Mirandés.

Seguiremos soñando, ¿no?.

Leave a Reply

Your email address will not be published.