La R.S.Gimnástica, obligada a firmar al menos un atacante con garantías durante este mes de enero.

Ayer nos sorprendió que se anunciasen las bajas de Juanma Barbero y de Carlos Cagigas. No porque no supiéramos que querían salir, si no porque era muy pronto para ceder ante el deseo de ambos jugadores.

La incorporación del central Ramiro Mayor ocupa la plaza de Mati, el cual dejó de pertenecer a la disciplina blanquiazul a finales de diciembre. Ayer salieron dos atacantes, que apenas contaban para los planes del entrenador. De hecho entre Barbero y Cagigas sólo sumaban 6 titularidades. Soy de los que piensa, que si varios jugadores no cuentan para el entrenador, y estos quieren irse, es mejor darlos la baja y que vengan otros que puedan aumentar el nivel del equipo.

Pero esa es otra. Ahora el trabajo es del director deportivo y nuestra suerte está en sus manos. Quizá incorporar dos jugadores, a cambio de las dos salidas, o porqué no, invertirlo todo en un atacante de nivel, que desde ya venga a subir el nivel del equipo de medio campo hacia delante. Mi humilde opinión, es que vale más traer un jugador top para el equipo, que dos apuestas sin saber bien si cuajarán bien o no, aunque todo esto es conjeturar.

Ante mi párrafo inicial, quizá es algo pronto para la salida de estos jugadores, aunque puede ser que ya el director deportivo tenga algo medio cerrado, ¿quién sabe? Lo que si sabemos es que interesa Javi Cobo, jugador perteneciente al Racing que está cedido en el filial del Deportivo de la Coruña, y que no vería mal una “vuelta a casa” para jugar lo que resta de temporada en el Decano Cántabro. Veremos qué se ficha, o incluso si hay una salida más, ya que existe también la posibilidad de que Borja Docal abandone el club.

Lo que más claro tengo de todo es que no debe de haber prisa. Vale más fichar tarde y bien, que rápido y mal. Tenemos todo el mes de enero para hacer movimientos y mejorar en la medida de lo posible nuestra plantilla. Y sin que se me olvide, lo más importante es traer lo que podamos pagar, no quiero una estrella y que sigamos con impagos. Lo primero es lo primero.

Leave a Reply

Your email address will not be published.