La Gimnástica se jugará el campeonato liguero en el Castañal, campo donde el Selaya no pierde hace más de un año.

La “suerte” ha querido que si la R.S.Gimnástica quiere ganar la liga debe de vencer en uno de los campos más difíciles de Cantabria, el del Castañal.

Muchos no queríamos llegar a la última jornada teniendo que ganar obligatoriamente en el Castañal, sabiendo la dificultad que conlleva, pero tras haber tirado la renta de puntos que había con el 2º clasificado e incluso a haber llegado a estar en el tercer puesto, cualquiera hubiésemos firmado depender de nosotros mismos en la última jornada.

Un partido que será aún más difícil para la Gimnástica, ya que además el Selaya no llega salvado, y necesita puntuar. Un empate a los pasiegos les vale, pero no a una Gimnástica que deberá de vencer si el Laredo lo hace en Sarón. Aunque para el Charles no será fácil vencer a los de Mantecón, que se juegan la dignidad.

El Selaya no pierde en casa desde que el 19 de abril del año pasado el Atlético Albericia le arrebatase los 3 puntos. Tras aquella derrota, los de Óscar Carrera han sumado 7 victorias, 13 empates y ni una sola derrota, lo que hace para cualquier equipo un campo muy complicado. Un campo pequeño, en mal estado normalmente, con un equipo hecho para jugar allí y con una afición que aprieta como pocas hacen estos factores del Castañal un campo inexpugnable.

Pero llega el líder, llega el Decano del Fútbol Cántabro, y deberá de demostrar lo que se juega. El honor, el amor propio de una plantilla que deberá de demostrar si es el mejor equipo de la 3ª o si por el contrario deja escapar una liga ante un equipo técnicamente inferior, donde además estarán arropados por una ciudad como Torrelavega que se desplazará en masa a Selaya para alentar a su equipo hasta el último segundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.