La Gimnástica sacó un punto en Zubieta, valioso y meritorio, pero de una forma mejorable si queremos la permanencia.

Todos, creo, o prácticamente todos los gimnásticos hubiésemos firmado un punto en Zubieta ante el filial de la Real Sociedad. Se fue a empatar y lo conseguimos, y contentos, porque lo que este equipo necesita es sumar, y fuera de casa va a resultar complicado.

Pero claro, si lo que queremos es lograr la permanencia, este equipo necesita dar mucho más en ataque. Conocemos las limitaciones, y lo justa que es la plantilla, pero debemos de ser un poco más valientes a la hora de atacar. Es lógico y entendemos que Pablo Lago quiere a toda costa conseguir que no se encajen goles, pero arriba hay que llegar más, si no, será imposible.

Sabemos del estilo del asturiano, ya lo llevó a cabo el año pasado a la perfección, tatuado lo tenemos: “no encajar”. Así ascendimos, siendo solventes en defensa, pero claro, en segunda “b” es mucho más difícil, y lo de crear ocasiones cuando tienes tanta gente detrás del balón resulta complicadísimo.

Poco a poco le vamos cogiendo el pulso a la categoría, éramos conscientes de que costaría mucho. Esperemos que no sea demasiado tarde cuando este equipo encadene victorias y que más pronto que tarde comencemos a asomarnos por los puestos de la permanencia, aunque un servidor firmaría con sangre no salir de ahí abajo hasta la jornada 38ª.

Leave a Reply

Your email address will not be published.