La Gimnástica que mereció más, volvió a estrellarse con la realidad, y de nuevo no pasó del empate.

Más de media hora fue el Decano Cántabro por delante, hasta que llegó el jarro de agua fría.

Estábamos expectantes con el debut de Dani Mori en el banquillo de la R.S.Gimnástica, y la verdad es que su propuesta fue muy interesante. Sacó un equipo muy ofensivo y atrevido, con el 4-4-2, ante uno de los equipos más completos del campeonato, que iba 5º no precisamente por casualidad.

El nuevo técnico optó por una defensa de 4, con 2 laterales ofensivos y prácticamente con 3 delanteros. Desde luego que mucho no se guardó, y se vio que lo dijo la semana pasada en rueda de prensa lo cumplió. Se colgaron muchos balones al área rival, buscando continuamente las disputas de Nacho y Primo, y a partir de ahí buscar situaciones de peligro en el área rival. Y así llegó el gol, con ese balón colgado de Cusi, que peina Nacho, y que Primo se la lleva. Buena finalización del delantero y la Gimnástica por delante justo al borde del descanso. Además, pese al atrevimiento en el esquema y en los jugadores de inicio, no se sufrió absolutamente nada atrás, donde el Leioa solo dispuso de la que anotó. Álex Ruiz fue un mero espectador y apenas se manchó los guantes.

Y cuando nos las prometíamos muy felices, llegó el mazazo de Luariz. Un delantero que llevaba todo el partido atado en corto por Ramiro y “Lucho”. Cusi, que estaba cuajando un buen partido, falló en la salida de balón, y la pelota le cayó a uno de los mejores jugadores de la categoría, Fran Sota. Corrió toda la banda derecha como quiso, la puso, y llegó la carambola. No llegan los centrales por poco, Luariz remata mal, con tan pésima suerte para nosotros que el balón se cuela por encima de Álex, que la llega a tocar, pero que ve como tristemente el esférico entra en la portería.

Por poner un pero al nuevo mister, no me gustó ver a Alberto en banda. Lo comenté alguna vez cuando también lo usaba en un costado Lago, y es que el jugador que mejor trato le da al esférico, creo que debe de jugar en el medio. Meterle a banda es desaprovecharle, y no usar ahí a un Vitienes que al menos da más profundidad. Alberto es ese jugador diferente que le da tanto criterio al balón, y debe de jugar por donde más circula este. Es mi opinión, quizá equivocada….

Se desvanecían las ilusiones de por fin ganar en este 2.019 y la enésima oportunidad de engancharnos al vagón de cola de la lucha por la permanencia. Una pena, porque además el Malecón lució y muy bien, con un gran ambiente de fútbol, con una afición que sigue a muerte con su equipo, y que aún confía en la permanencia. El domingo tenemos una gran final en Gernika, donde se verá si por fin ganamos y tenemos aún posibilidades de salvación, o si ya esta será un milagro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.