La Gimnástica estuvo a punto de meterse de lleno en la lucha por el título el pasado sábado en Laredo.

Los de Pablo Lago gozaron de dos claras oportunidades de gol.

Lo veníamos diciendo, a la R.S.Gimnástica solo la valía la victoria en el partido de Laredo, para dar un buen bocado de puntos, ganar el golaverage particular con el Charles y para coger un chute de confianza necesario para esta segunda vuelta de competición.

Lo intentaron desde el minuto 1, y casi lo consiguen. A mi la verdad que el equipo me sorprendió, ya que en encuentros contra equipos bastante inferiores al Laredo al equipo le costaba dominar y en ocasiones llegar a portería rival. El mínimo exigible en caso de no ganar era que los de Pablo Lago al menos fuesen desde el inicio a por el partido, y la verdad que lo dieron todo, más no se les puede pedir en esta ocasión.

Presión alta, criterio a la hora de jugar el balón, intensidad, y ganas de ganar, fueron los ingredientes de los de Pablo Lago. Sobre todo me quedo con dos ocasiones, una al borde del descanso con un remate a bocajarro de Cagigas, completamente solo, que David Moral despejó. Y otra al comienzo del 2º periodo, con ese chut de Nacho Rodríguez a puerta vacía, que solo una poza se puso en el camino entre él y el gol, frenando la clara oportunidad y truncando un partido que parecía que quien marcase primero se le llevaba.

No se pudo ganar, y la distancia continua. Solo queda pedirle al equipo esta entrega, están obligados. A seguir confiando…

Leave a Reply

Your email address will not be published.