La baja de Ramón Portilla trastoca mucho los planes de la Gimnástica para el final de temporada.

Se sigue mermando la plantilla de la Gimnástica en cuanto a número de efectivos y ya son sólo 17 jugadores del primer equipo con los que cuenta Raúl Pérez.

Tiene 17 contando entre ellos a Montiel, jugador que tiene una lesión en la rodilla, y que veremos si puede acabar jugando algo en lo que queda de temporada, que esperemos si pueda.

La baja de Ramón trastoca mucho el ataque del equipo, ya que ahora sólo Platero es el único delantero nato que tiene el entrenador, aunque en  un momento puntual puede situar ahí a Cristian o a Roberto Cano.

Ramón Portilla fue un jugador intermitente, con poca constancia, con el que no se podía contar con él continuamente, pero cuando estaba en rodaje de equipo y salía al campo cumplía. Tenía una gran calidad, potencia y una rapidez como muy pocos en el equipo. En 415 minutos que jugó en liga, marcó 6 goles, a una media de un gol cada 69 minutos, un promedio extraordinario.

Su baja no es que sea muy grave en cuanto a lo aportaba, que ya era bastante, si no a que en el banquillo se pierde un efectivo de recambio a Platero, y sabemos que en la fase de ascenso en algún momento puntual iba a hacer falta un relevo al de Santoña. Un jugador que iba a dar frescura al ataque blanquiazul.

Ahora sólo quedan 17 guerreros, que serán los 17 héroes de la afición, que intentarán devolver al equipo a la categoría que merece.

Leave a Reply

Your email address will not be published.