La 2ª jugada, por Noé Montes: “Gracias por esas dos horas a la semana.”

La 2ª jugada, por Noé Montes: “Gracias por esas dos horas a la semana.”

Esto
va de esos días en que todo te sale mal, te encuentras cansado, te
sientes un inútil, piensas ¿Que me está pasando? o ¿Por qué a mí? y
esperas con esperanza que todo se solucione al día siguiente. Pero no es
así, incluso el día siguiente puede ser peor. Esto puede durar días. El
fin de nuestro mundo esta cerca. Seguro. A todos nos habrá pasado alguna
vez. Vaya principio de semanita que me ha tocado vivir.

Para los
que nos conformamos con poco. Tenemos la suerte de tener a nuestro lado,
siempre a la familia o amigos o alguien que nos anime. Yo soy uno de
esos afortunados. Los que ya somos el colmo de la gente con buena
suerte…Los seguidores de la Gimnastica. Que tenemos la posibilidad de
ver a nuestro equipo, cada quince días en nuestro Malecón.
Vamos por
partes. El domingo empezó como el resto de la semana, mal. Partido del
juvenil nacional en Tanos. Los chavales no tenían su día. Los técnicos
desesperados en la banda. Y el rival aprovechándose del lío, nos metió
tres goles come tres soles. Aquí hay mucho trabajo por hacer. Sólo con
la camiseta, no se gana. Más compromiso, más solidaridad, más de todo. Estáis en la etapa más bonita de un futbolista. Disfrutad jugando al
fútbol en equipo. ¿Hay algo más bonito que esto? Aprovecharos de
vuestros entrenadores, éstos saben de qué va la cosa y van a sacar lo
mejor que tengáis. Pero para eso, lo que dice el gran capitán, hay que
Q-U-E-R-E-R.
A por el próximo rival.
Vamos!!!

Y por la tarde a
el Malecón. Ése hormigueo en el estomago. El goteo de gente acercándose
al campo. El saludo de los amigos que se encuentran un domingo más para
ver jugar  a su equipo. Entrar al campo y respirar esa atmósfera
distinta, ese olor a césped. La alegría de ver a padres o abuelos con
sus hijos y nietos acudir al campo para disfrutar de una tarde de
fútbol, esto posiblemente lo recordarán toda su vida. Al menos eso me
sucede a mí. Siempre recordaré el día que por primera vez mi padre me
llevó a ver un partido de fútbol. Mi padre y yo, con los ojos como
platos, juntos. Viendo a mis ídolos tan cerca. La misma imagen, con
protagonistas distintos, años después. En el viejo Malecón. Mi hijo y
yo. Con nuestra bufanda de la Gimnastica. Eliminatoria de copa del rey
contra el Barcelona. Y mi hijo con los ojos como platos. Ése día le gané
para la causa. Gimnástico de por vida. Todo gracias a aquellos jabatos
que se dejaron la piel en el campo y a la afición que no dejó de animar.
Espero que esa imagen se repita algún día.

Lo de este domingo me
hace pensar que puede ser posible. Los aficionados pasamos una buena
tarde. Animamos a los nuestros y ellos nos recompensaron con un buen
trabajo y con goles. La salsa del futbol. Esto contra uno de los
favoritos para ganar la liga. Que nadie les descarte todavía. Tiene
buenos jugadores y buen técnico.

Gracias por el esfuerzo y por
alegrar la vida, aunque sea solo durante un par de horas a la semana, a
los aficionados que os siguen y a esos niños que como a mí hace muchos
años, a mi hijo y a tantos otros, sueñan con algún día pisar ese campo y
defender esos colores y ese escudo. Sois su ejemplo. Cuando os falten
las fuerzas y penséis que no podéis más. Pensad en ellos. Su aliento es
el vuestro.

Próximo partido. Castro. Mismo trabajo, misma intensidad. Aquí nadie regala nada.

P.D.
Tenemos nuevo coordinador de la cantera. El cuarto en un año. Algo pasa
con este tema. Sobre todo cuando los que han pasado por el cargo eran
muy válidos. Quizás no tenemos todavía claro lo que queremos. Qué tal
sería sentarse todas las partes y hablar, dejándolo claro todo de una
puñetera vez. Los principales damnificados los niños. Vamos a poner
todos un poco de nuestra parte,”TO-DOS”, que va siendo hora. Suerte Mora
y como dije la semana pasada. Paciencia.

Sin acritud y desde el cariño…
Señores/as un saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.