Hoy dio la sensación en Barreda de que el Rayo Cantabria quería perder.

De esas tardes raras raras de fútbol, donde el 5º clasificado, el potente Rayo Cantabria visitaba al colista Barreda, equipo que tiene los jugadores justos, y que en el último entrenamiento fueron sólo 5 jugadores, ante un equipo profesional.

Nos esperábamos un paseo del Rayo Cantabria, no solo por la diferencia de potencial entre uno y otro si no porque a los de San Román nos les imaginaríamos rabiosos, con ganas de ganar y cortar la mala racha que llevaban de 5 partidos sin ganar.

Pues al contrario, los de Ferri estuvieron sin hambre, sin alma, como si el partido no les interesase, hubo una sensación rara entre los presentes, de que como si hubiese jugadores rayistas que no lo daban todo, como si quisieran que definitivamente el club destituyese a Ferri.

Porque si el Rayo Cantabria ya no digo diese el 100%, si hubiesen jugado al 70% ganarían a más de la mitad de rivales de la 3ª división.

Un Barreda que no tenía cambios, donde a la mitad de la 1ª parte se les lesionó un jugador, y sin cambios…..al comienzo del 2º tiempo se vistió de jugador el portero suplente, y aguantaron, ¡¡vaya si aguantaron!!

Está claro que este ha sido el último partido de Ferri como entrenador del Rayo Cantabria, desde el inicio del campeonato se vio que ese equipo podía dar mucho mucho más de si, y no ha logrado que un equipo hecho al dedillo jugase bien en todo el año. Esta tarde os adelantamos que Santi Cobo sería su sustituto.

Mucho mérito el del Barreda, que incluso en el descuento la tuvieron para ganar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.