“General o preferencia”, por Carlos Durán.

El entrenador torrelaveguense da su visión tras la 1ª jornada de liga.

Victoria en un partido en el que la Gimnástica tenía mucho que perder, cualquier otro resultado hubiera sido una  decepción, ante un Rayo Cantabria desconocido, con muchas menos sesiones de entrenos a cuestas y con futbolistas que acababan de aterrizar. Victoria conseguida a base de actitud y carácter más que de juego. El equipo salió enchufado y con la tensión suficiente como para conseguir que nuestro portero pasara totalmente inadvertido durante todo el encuentro. Ante un contrario que planteó un partido de inicio con un repliegue intensivo para contragolpear y que se vio ayudado notablemente por el viento con el que se jugó el partido.

Ante esta carta de presentación los acontecimientos se fueron desarrollando dentro de lo previsible, fuimos llegando y generando con empuje, marcamos, no sufrimos por el marcador. El rival pasada la hora se iba quedando sin energía, fuimos jugando cada vez mejor ante la oposición decreciente y terminamos pudiendo golear.

Por ponerle una pega al equipo el juego combinativo fue mejorable, pero no se puedo ser muy crítico con el equipo porque la predisposición la tuvo, el Rayo se conformó solo con defenderse y tiene mejores jugadores de lo que pueda parecer.

Pregunta de Marcador Gimnástico: “¿En San Román hubo poca fluidez de juego, a que crees que se debió?”: Para empezar estoy de acuerdo con la afirmación, y encontrar las causas creo que es sencillo. Es pronto para exigirle al equipo lo que es más difícil de conseguir en el fútbol, el dominio, además el Rayo presionó con ahínco mientras pudo, hicieron un desgate notable que les pasó factura. En el último tercio del partido la Gimnástica ya tuvo posesiones más largas.

Pregunta del aficionado: “¿Crees que a este equipo se le puede hacer jugar más bonito?”: Este equipo va a llegar a hacer buen fútbol seguro, lo hizo el año pasado y éste volverá a repetirlo, pero en la sala de máquinas deben de clarificarse algunos conceptos. Luis Alberto puede ser el medio centro defensivo de este equipo si él quiere, pero a menudo juega a otra cosa, intenta enlazar con sus compañeros con acciones complejas, en esa demarcación tan específica cuanto más rápido y sencillo mejor. Rubén Palazuelos o Javito sí deben ser para mí los encargados de generar ese juego interior que provoque pases con ventaja, tienen más clarividencia.

Mi puntuación para el “III Trofeo Chicho Cabo al Pundonor”: 5 puntos Perry, 3 puntos Fermín, y 1 punto Fer.

Leave a Reply

Your email address will not be published.