El gimnasticismo quiso, y votó porque tengamos elecciones a la presidencia del club.

El 58% de los votantes quisieron la llegada del proceso electoral.

Ayer se produjo unas de las Asambleas más importantes de los últimos años, donde a priori el presidente del club Tomás Bustamante pondría el cargo a disposición de los asambleistas.

Los primeros puntos en el orden del día fueron “desfavorables” para la actual junta directiva, donde hasta la lectura del acta anterior no fue superada positivamente en la votación, lo que denotaba un enfado importante por parte de los socios, en lo que ha venido ocurriendo en el club los últimos meses. Posteriormente se votó negativamente los presupuestos de la actual temporada.

Para acabar la asamblea con el punto más importante, “Valoración de la gestión de la junta directiva”, o lo que es lo mismo: Votación del socio, para si quiere elecciones, o que la junta directiva acabe su mandato en mayo de 2.021. La junta directiva mostró una urna donde los socios deberían de ir introduciendo una papeleta marcando previamente con una “x” una de estas opciones: “Postivo. Continúen legislatura hasta Mayo del 2.021”, o “Negativa. Convocatoria de elecciones”.

Casi hora y media de votación, y el resultado fue: 267 votantes, 111 a favor de la continuidad de la directiva actual, 155 a favor de apertura de elecciones, y 1 nulo. Y fin a tanto culebrón.

Esto es lo que la masa social quería. Votar. Todo en un gran ambiente de cordialidad, respeto y civismo del gimnastismo, ante tanto ataque brutal por parte de la directiva hacia el sector crítico. No hubo ningún problema en las dos horas y media de asamblea, y eso que todo este proceso había sido denominado por el presidente como “una guerra civil”. No señor Tomás Bustamante, solo queríamos votar. Sólo queríamos elecciones, en un club que pertenece a sus socios.

El 58% han querido elecciones, después de tanto menosprecio a aquel 17% de la masa social que sólo pedía una asamblea, en aquel mes de mayo. Mucho menosprecio por directivos y medios de comunicación, haciendo de menos a ese grupo de socios que solo querían una asamblea, habiendo recogido más del 10% que recogían los estatutos para convocar dicha asamblea.

Ahora solo espero que todo sea lo más rápido posible y sobre todo lo más limpio. Que no haya socios nuevos de “última hora” y que la junta directiva elegida pueda ponerse a trabajar lo antes posible. Que realmente es lo que este club necesita, trabajo.

Felicidades gimnásticos y pasen unas buenas Navidades en compañía de sus familia y amigos. ¡¡SALUD!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.