El gimnasticismo nunca les podrá devolver a Mario y a Siro todo lo que han dado por nuestro club.

Más de una década en la Gimnástica de dos leyendas que ya pasan con letras de oro a la historia de nuestro club.

Este verano del 2.017 quedará marcado en el recuerdo del gimnasticismo como el año donde dos leyendas vivas de la R.S.Gimnástica dejaban el club de sus amores. Se pone fin a una larga etapa de dos profesionales que han dado tanto por esta institución que jamás se les podrá devolver de ninguna manera todo lo que se dejaron sobre los campos del Malecón.

Ambos llegaron a la Gimnástica en el año 2.005, y desde entonces se comenzó a forjar dos jugadores que marcarían historia. Ambos de la mano han logrado dos ascensos (Gernika 2.006 y Lagun Onak 2.009), y un descenso sobre el terreno de juego (2.007). Ambos han vivido cambios de presidentes, de entrenadores, centenares de compañeros, un descenso administrativo, han superado meses y meses de impagos y vivido cerca de grandes capitanes cómo sentir estos colores. Siempre en la mente los Nando, Loza o Chus Herrera, esos capitanes de los de antes, de los de vestuario, de los que sacaban las castañas del fuego al resto del equipo.

Y para mi un esfuerzo que no olvidaré en lo que me queda de vida, esos veranos del 2.013 y 2.014, donde casi nadie se quedó en el club y muchos abandonaron el barco. Recordemos que el barco blanquiazul  se hundía, se iba a la deriva, nadie quería venir aquí y el riesgo de no entrar ni en fase estaba presente. Ellos se quedaron, y el año de la Gestora no pusieron ni un solo impedimento para renovar, recibirían lo que les diesen, sabían y eran conscientes de lo delicada de la situación. Aquellos detalles son los que nos deben de quedar…

En lo futbolístico alguno de ellos podría ser criticado, pero olvidémonos de eso. Quedémonos con las personas y sus gestos. Miremos al pasado con cariño, veamos el presente con ilusión y valoremos que estamos aquí, hoy, con gestos como los suyos. Recordemos a estos capitanes como aquellos jugadores de casta, de bravura, muy distintos en sus personalidades pero muy parecidos en su gimnasticismo.

Como socio, como gimnástico, gracias Mario, gracias Siro, por tanto..

Leave a Reply

Your email address will not be published.