El gimnasticismo no merece tanto castigo por parte de un presidente sin proyecto, horizonte, ni credibilidad alguna.

Atónito lleva el gimnásticismo los últimos días con lo que ha salido filtrado interesadamente en determinada prensa escrita esta semana con un supuesto patrocinio por parte de una empresa malagueña para la R.S.Gimnástica de cara a los próximos años, por un montante de “hasta” 150.000€ al año. Con unos acuerdos entre medias del cambio de nombre del Malecón.

Digo atónito por lo extraño de la noticia, aunque viendo cómo se mueve en los últimos años Tomás Bustamante de sorprendente esto, tiene poco. La verdad es que al final todo cuadra. Llega pronto una asamblea de socios muy importante de cara al futuro del club, con unas posibles elecciones en el horizonte y el señor presidente iba a sacar un as de debajo de la manga. O al menos intentarlo, totalmente a la desesperada. Sin casi patrocinios importantes en los últimos años, sin proyecto firme ni sólido, sin un equipo de trabajo solvente en todo este tiempo en el que está al cargo de la Gimnástica, llamaba mucho la atención las cantidades económicas que esta empresa malagueña pondría en la Gimnástica solamente al parecer por patrocinio, quedando muchos extrañados de cómo esas cantidades tan altas no se invierten en clubs de categorías superiores como por ejemplo el propio Málaga, o incluso el Racing de Santander, y si en una Gimnástica de 3º división. Perdonenme pero cuanto menos, extrañaban las cifras de las que se hablan. Desde luego, sería un gran acuerdo para nosotros.

Hemos sido muchos dentro de la masa social gimnástica a los que esto nos ha sonado a un chiste más. Como fueron esos 6 supuestos empresarios torrelaveguenses solventes que pondrían el dinero para competir en 2ª “b”, o como fue aquel adelanto de elecciones (sabiendo que no se presentaría nadie) por la única razón, de que una gran empresa pedía que Tomás Bustamante siguiese al mando para estampar la firma y así ayudar a la Gimnástica. Esto, con todos los respetos, parecía una mentira más, de las tantas que han rodeado al dirigente gimnástico. Con el paso de las horas y de los días el rumor crecía y si que parecía cierto que esa empresa estaba detrás y el acuerdo podría anunciarse en escasos días. Muchos, entre los que me encuentro, esperábamos que ese acuerdo llegase con la condición exclusiva de que Tomás Bustamente siguiese al frente del club. Lo que sería otra maniobra más para atemorizar a la masa social y así intentar asegurarse su continuidad al menos por dos años más. Esa parecía ser su estrategia, llevar este patrocinio con él de la mano, y así intentar ganar adeptos entre esos socios que aún siguen creyendo y aceptando para el bien del club, esta terrible gestión.

Ayer, en lo que ha sido un gran documento periodístico, Juanjo Martínez en su programa de Radio Studio, entrevistó a Emir Ivanov, representante en España de la empresa Distributalia Express, esa empresa que supuestamente quiere invertir en el Decano Cántabro. Esta empresa, con capital en Bielorrusia, quiere acceder al mercado del norte de España a través de la Gimnástica, así lo confirmó. El bombazo llegó cuando el representante de esta empresa afirmó que dicho acuerdo no va supeditado a la continuidad de Bustamante, ya que el acuerdo entraría en vigor este mismo 1 de enero, fuese quien fuese el presidente en el futuro, ya que según Emir Ivanov: “el acuerdo sería con la Gimnástica, y el contrato si está firmado, el presidente debería de acatar lo que está firmado, sea quien sea”.

Es posible que el martes finalmente se lleve a cabo dicho acuerdo, y si es tal y como se ha anunciado, con los detalles de los que se hablan, sería un gran acuerdo para la Gimnástica. Si son 150.000€ al año, SOLO POR PUBLICIDAD, sería un grandísimo acuerdo. Pero os voy a decir una cosa, y viendo los precedentes de la gestión de Tomás Bustamante, hasta que un servidor no lo vea, no lo creerá. Han sido muchos los regates a los socios, muchas veces las que se nos ha tomado el pelo, y por todo esto un servidor hasta que no lo vea, no lo creerá. Venimos de unos meses donde de nuevo se ha jugado con los tiempos. Recordar ese informe vinculante que tanto se esperaba para convocar una asamblea. Era falso. Después se mintió a las peñas, otra vez, cuando en esa famosa reunión se decía que a falta de flecos para la auditoría, era cuestión de pocas semanas la convocatoria de elecciones. Después de todo hemos visto porqué se ha retrasado todo, muy muy claro. Ha sido ganar tiempo para esto. Finalmente, la asamblea se convocará para finales de año, entre puentes, es tremendo, así asistirá la menor cantidad de gente posible.

Después nos vienen con que tenemos algo personal contra Bustamante, o que vamos contra el club. Al final son 4 los que defienden lo indefendible. Unos por su amistad inquebrantable con él, estando por encima de los intereses del club. Otros por el odio a Siro. Al final, lo peor, es que para algunos lo segundo es la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega, pese a que promulgan lo contrario. Yo prometo sin ningún tipo de pudor que no tengo nada personal. Llevo años denunciando las “gestiones” que se hacen en el Malecón. Sin ninguna mentira, sin ataques personales, sin atacar al club por supuesto, solo diciendo verdades y recordando “gestiones”. Incluso desde que Siro era jugador y no tenía ningún tipo de relación con él, al contrario.

Yo no tengo la culpa de que la Gimnástica bajase administrativamente con Bustamante de vicepresidente económico. Ni que los 6 empresarios solventes no apareciesen nunca. Ni que la razón del adelanto de elecciones fuese un cuento más para seguir en el cargo los siguientes 4 años. Ni que se destapase un acuerdo con un mejicano que ponía el futuro del club pendiente de un hilo en una de las mayores desvergüenzas para nuestra institución. Yo no tengo la culpa de todo esto. A mí me da igual que el presidente de mi Gimnástica se llame Bustamante, Siro, Sámano o Florentino Pérez, sólo quiero que se nos deje de tomar el pelo. A mí ya no me mienten más, porque no me creo absolutamente nada. Sólo quiero el bien del Decano Cántabro, y para ello tengo clarísimo a quién no quiero al frente, ni a Bustamante ni a sus comparsas. Feliz puente a todos y todas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.