El domingo la R.S.Gimnástica se juega más que tres puntos ante el actual campeón.

En caso de vencer, los de Mateo García cogerían un impulso importante en lo anímico de cara a intentar la remontada y luchar la liga.

A las 17:00 se enfrentarán en el Malecón la R.S.Gimnástica y la U.M.Escobedo, uno recién descendido de 2ª división “b”, y el otro campeón del grupo cántabro de 3ª división con total merecimiento, y los dos que en principio partían como claros favoritos para luchar por este curso 19-20. Pero un impresionante Laredo no sólo se ha metido en medio, si no que ha hecho una 1ª vuelta histórica para ellos, con una regularidad tremenda. A estas alturas, con 23 jornadas disputadas, este es el 2º mejor Laredo del siglo XXI, solo 2 puntos por detrás del de la temporada 14-15. Su campeonato está siendo por el momento de sobresaliente alto.

No hace falta decir la mala 1ª vuelta de la R.S.Gimnástica, la peor de su historia, con un cambio de entrenador de por medio intenta cambiar una dinámica que no sólo la llevaba al no ascenso, si no a que peligrase la fase de ascenso. El equipo torrelaveguense necesita ir recuperando varios de los tantos jugadores lesionados que ha ido teniendo en los últimos meses, y comenzar a ver una Gimnástica dominadora, mandona y sobre todo ganadora. Hasta la semana pasada estábamos en un bache histórico, ganando solo un partido de un tramo de 5 encuentros. El domingo en Guarnizo ya se vio una Gimnástica distinta, algo más dominadora, no sufriendo absolutamente nada, siendo un equipo sólido, aunque con cosas evidentemente por mejorar.

Este partido ante el Escobedo en casa puede servir para mucho. No solo dar un golpe en la mesa ganando por fin a un equipo de la zona alta, ya que en lo que vamos de liga no hemos ganado a nadie de la zona noble (derrotas ante Laredo, Escobedo y Racing “b”, y empates ante Tropezón y Cayón). Sería muy importante sumar 3 puntos otra vez y coger aire en lo anímico. De ganar, este equipo comenzaría a creerse que puede aún ganar la liga, o al menos disputarla. La Gimnástica sigue siendo la Gimnástica y jamás hay que darla por muerta, hasta que deje de respirar. La liga podría decidirse en la última jornada donde jugamos en Laredo, y el objetivo es llegar a ese día con opciones. Hoy nos sacan 8 puntos, y como objetivo hay que marcarse recortar al menos 5 de aquí a 15 jornadas. Se puede, y solo creyendo tendremos opciones.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.