Crónica y fotos del S.C.D. Durango 4 – R.S. Gimnástica 4. Patrocinada por Piensos Barreda.

La Gimnástica dejó escapar la victoria en el 90´, en un partido de locos que deja casi descendidos a ambos equipos.

Alineación de la R.S.Gimnástica: Alex, Fer, Fermín (Camus, 69´), Luís Alberto, Cristian, Cusi, Vitienes (Leandro, 69´), Palazuelos, Primo (Víctor, 85´), Alberto y Diego Rozas.

Alineación de la S.C.D.Durango: Errasti, Jurgi (Aranda, 76´), Jagoba, Galarza, Txapu, Iparra (Abasolo, 83´), Amorrortu, Ekaitz, Pradera, Ekain y Unai (Javi Alonso, 77´).

Dirigió el partido el árbitro del colegio catalán Albert Catalá Ferra, que amonestó a los vascos Txapu, Galarza, Ekain y Unai. Y a los cántabros Fermín, Álex, Víctor y Camus.

Goles: 0-1 Vitienes 19´, 1-1 Pradera 30´, 2-1 Amorrortu 43´, 2-2 Primo 52´, 3-2 Amorrortu 59´, 3-3 Primo 62´, 3-4 Palazuelos 69´, 4-4 Cristian p.p. 90´.

A disputarse la 34ª jornada liguera en Tabira, ante unos 500 espectadores, unos 200 llegados desde Torrelavega, entre dos equipos llamados a pelear por el mismo objetivo, que no es otro que evitar el descenso a final de temporada, en su primer año tras el ascenso del pasado verano. La Gimnástica ante-penúltima con 30 puntos, justo un puesto y un punto más que su rival, en una dura batalla por la lucha por la permanencia.

Sólo una novedad en la convocatoria de Dani Mori, regresando a la misma Rubén Palazuelos tras cumplir sanción, en sustitución de Ramiro Mayor, que vio la 5ª amarilla ante el Racing, perdiéndose este vital partido. En cuanto a la alineación dos cambios, jugaría como central Luis Alberto en el lugar de Ramiro, y Palazuelos regresaba al 11 en detrimento a Leandro, que era suplente por primera vez desde que llegó al Decano Cántabro en el mercado invernal.

Iba a comenzar la Gimnástica fortísima el partido. Cuando a los 40 segundos Hugo Vitienes hace una internada en el área por el costado diestro, reclama penalti del portero local que no pita el colegiado catalán, y en el rechace Primo estrellaba el esférico en el poste. El mismo rechace lo recogía Rozas a puerta vacía, enviando el balón muy alto, perdonando el Decano Cántabro el primer gol de la tarde con pocos segundos de partidos en dos acciones clarísimas de gol.

Los cántabros volverían a tener otra, tras un saque de banda. El esférico le llegó a Rozas que después de revolverse en el área, en muy buena posición, envió alto de nuevo la pelota.

Posiblemente con diferencia era el mejor comienzo de un partido de la Gimnástica en toda la temporada. Presión altísima a la defensa local que en ocasiones les costaba superar el medio campo. Los vizcaínos se sentían impotentes ante tal fuerte presión, sin pisar el área contraria en el primer tercio de partido.

Un minuto después la Gimnástica no perdonaba. Fermín realiza un centro desde la izquierda, Primo en el punto de penalti no remata a gol y peina (imagen superior) hacia atrás viendo que Vitienes estaba sólo en el segundo palo, donde llegaba Hugo Vitienes, que tras controlar, fusilaba a Errasti (imagen inferior) enviando el balón junto al poste izquierdo, poniendo el 0-1 en el minuto 19.

Se hacía justicia por fin con este gol tras el buen comienzo de los torrelaveguenses, ante el delirio del alrededor de dos centenares de aficionados desplazados hasta Tabira.

Casi a la media hora tendría el primer disparo el Durango. Ekaitx lanza una falta en la frontal, que desvió a córner Alex sin excesivos problemas.

Justo en el minuto 30 llegaba el empate para los locales. Amorrortu le hace un gran pase a Pradera a la espalda de Cristian, y solo ante Álex, dispara y le supera por bajo en el segundo disparo de los locales en el partido.

Tras el tanto del empate, el Durango comenzaba a empujar y dificultar mucho a la Gimnástica en defensa. El atrevimiento de los locales generaba peligro y el encuentro comenzaba a ser un corre-calles.

Fruto de ese empuje iba a llegar el segundo gol del Durango a sólo dos minutos del descanso. Desde el costado izquierdo pone un centro al punto de penalti Unai, y Amorrortu ganándole la posición a Cristian, remata de cabeza al palo largo, poniendo el 2-1 en el marcador.

No daba tiempo para más en el primer tiempo y la Gimnástica se iba hundida a los vestuarios con 2-1 en contra cuando se había adelantado en el marcador, realizando posiblemente con diferencia el mejor arranque de toda la temporada. Dos errores graves en defensa los pagaba caro el conjunto de Dani Mori.

Tras el descanso, llegaba un periodo de 17 minutos absolutamente locos, donde se iban a ver 4 goles.

El primero de ellos era el gol del empate para la Gimnástica. Balón en largo de la Gimnástica en una falta frontal, que peina “Lucho”, y el esférico se dirige al portero de manera suave y fácil de blocar, pero se le resbala el balón a Errasti, estando al lado de Primo, que muy listo coge la pelota y a portería vacía anota poniendo el 2-2 en el 52´ (imágenes superior e inferior).

Y poco tardaría en ponerse de nuevo por delante el Durango. Fer comete un error en la salida de balón, robándole el esférico Amorrortu, que toca de primeras con Pradera, este cede a la derecha de nuevo a su compañero Amorrortu, que solo ante la estirada de Alex, le supera por alto poniendo el 3-2 en el 59´.

A los 3 minutos de nuevo, gol. Álex saca desde su área, Palazuelos peina en tres cuartos de campo, Primo recibe y desde la frontal saca un potente derechazo superando a Errasti por bajo justo cuando pasaba la hora de partido. El partido era un absoluto corre-calles, entre dos equipos no paraban de cometer errores en defensa. Como se observa en la imagen superior, Primo se volvía literalmente loco en la celebración.

Los torrelaveguenses se iban a poner de nuevo por delante sólo 7 minutos después del último gol de Primo. La jugada la inició Rozas después de resbalarse, aún así llegó a la pelota junto a la banda y puso un perfecto centro al punto de penalti. Allí llegaba libre de marca Rubén Palazuelos, que sin la necesidad de saltar conectaba un certero cabezazo (imagen superior) al que nada pudo hacer Errasti, que veía como la pelota se introducía en su portería.

El equipo y la afición creían en la victoria, lo que le daría a la Gimnástica posibilidades aún de salvar la categoría.

Y pudo llegar casi la sentencia, después de un cabezazo de Luis Alberto que se iba alto por muy poco (imagen inferior), a 17 minutos del final.

En el tramo final la Gimnástica iba a notar mucho el cansancio con jugadores muy mermados físicamente en los últimos minutos. El ritmo tan alto de juego durante el partido, desde que el colegiado señalase el pitido inicial, iba a hacer que El Decano Cántabro llegase exhausto a los últimos 10 minutos.

Comenzaba un nuevo asedio de los locales que llegaban con relativa facilidad al área torrelaveguense, siendo conscientes de que evidentemente la derrota los descendía, e incluso el empate, jugando con mucha gente en ataque volcándose totalmente.

Cuando parecía que la victoria se la llevaría la Gimnástica, iba a llegar el gol del empate en el minuto 90. La jugada se inició con un balón colgado a la frontal que peinó un jugador local. El balón lo recogió Jon Aranda por el costado derecho, donde ya en línea de fondo realizó un centro raso al interior del área. El jugador de la Gimnástica Cristian, en el intento de despejar, se introdujo el balón en su portería, ante el tremendo bajón de todos los gimnásticos desplazados.

Apenas iba a dar tiempo para más, y la imagen de todos los futbolistas sobre el campo era de el más que posible descenso de ambos equipos, con un resultado que no valió a ninguno de los dos. Sólo un milagro salvará a Gimnástica o Durango, regresando a tercera justo tras el ascenso.

El próximo encuentro la Gimnástica lo disputará en el Malecón ante el Barakaldo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.