Crónica y fotos del R.Sociedad “b” 0 – R.S.Gimnástica 0. Patrocinada por Piensos Barreda.

Empate de la Gimnástica en Zubieta en un partido en el que apenas sufrió en defensa, y que le hace volver a sumar fuera de casa tras 3 derrotas seguidas como visitante.

Alineación de la R.S.Gimnástica: Alex, Fer, Bardanca, Camus, Cristian, Cusi, Hugo Vitienes (Borja Docal, 85´), Palazuelos, Primo (Barbero, 88´), Víctor (Alberto, 78´) y Diego Rozas.

Alineación de la Real Sociedad “b”: Sisniega, Pecharroman, Aihen Muñoz, Le Normand, Lapeña, Guevara, Zourdine, Ander Saenz (Roberto, 65´), Olaizola , Gorostidi (Guridi, 72´) y El Haddadi (Celorrio, 62´).

Dirigió el encuentro el árbitro del colegio riojano Miguel Sesma Espinosa, que amonestó a los vascos Pecharromán y Le Normand, y a los cántabros Cusi, Víctor y Cristian.

Se disputaba la décima jornada en el grupo segundo de la segunda división b, que enfrentaba en las instalaciones de Zubieta a la Real Sociedad B y a la Gimnástica de Torrelavega. El filial donostiarra, octavo clasificado con catorce puntos, se presentaba en este encuentro tras haber ganado los dos últimos enfrentamientos (en casa ante el Athletic de Bilbao B y a domicilio frente al Tudelano) y con la novedad de la inclusión en la convocatoria del joven medio centro del primer equipo Jon Guridi, tras haber superado recientemente una grave lesión que le ha tenido apartado de los terrenos de juego desde el mes de marzo. Por su parte, el equipo torrelaveguense lo hacía con la acuciante necesidad, una semana más, de conseguir una victoria para no comenzar a descolgarse de los puestos de permanencia.

Destacaba de nuevo la ausencia en la convocatoria de Nacho Rodríguez, que sigue con molestias. El regreso de Rubén Palazuelos era, sin duda, la mejor noticia de la jornada para el equipo blanquiazul tras haber cumplido la sanción de tres encuentros impuesta por el comité de competición.

Pablo Lago utilizaría de nuevo un esquema de juego similar al de las últimas jornadas (con dos carrileros y tres centrales), y Primo como delantero centro.

Nada más comenzar el encuentro, se vieron claras las intenciones de uno y otro equipo: la Real Sociedad moviendo el balón de un lado al otro manteniendo la posesión, y la Gimnástica replegada en su propio campo tratando de buscar las contras.

En el minuto 9, tras un córner, Hugo Vitienes centra desde la banda derecha y Primo cabecea blando a las manos de Pablo Sisniega. Era la primera aproximación de los visitantes, que se estiraban cada vez que recuperaban el balón buscando la velocidad de sus hombres más adelantados.

En filial donostiarra no conseguía encontrar caminos entre la poblada defensa torrelaveguense, que defendía con los diez hombres por detrás del balón en su propio terreno de juego.

En el minuto 31, una mala cesión de los centrales a Pablo Sisniega provocada por la presión de Primo, acabó en libre indirecto dentro del área a favor de la Gimnástica. Entre Borja Camus y Cusi, que ejecutó finalmente el disparo, no consiguieron materializarlo en gol.

Los delanteros gimnásticos presionaban el saque de puerta del equipo filial para impedir que iniciaran el juego desde atrás.

Tras unos cuantos minutos en los que no sucedió absolutamente nada, finalizaba una primera parte aburrida, con poco fútbol y con dos equipos que ofrecieron planteamientos tácticos muy diferentes. La Gimnástica no sufrió en ningún momento para mantener su portería a cero (la Real Sociedad B no disparó ni una sola vez entre los tres palos), y dispuso de un par de aproximaciones para haber metido el miedo en el cuerpo a os los locales.

En el minuto 47 centro desde la banda izquierda de Martín Zubimendi que acababa de ingresar en el terreno de juego, y el remate de Ander el Haddadi lo resuelve Alex Ruiz con un auténtico paradón junto a la cepa del poste cuando ya se cantaba el gol en las gradas.

La Real Sociedad le metió una marcha más al partido y sus hombres de ataque comenzaron a moverse más entre líneas, circulando el esférico con más velocidad y verticalidad. Los torrelaveguenses por su parte se limitaban a aguantar las acometidas del rival con orden y concentración.

Se repetía el guion de la primera parte con un filial dominador pero sin mordiente y de una Gimnástica replegada que no sufría en defensa, tratando de buscar la velocidad de Rozas y Hugo Vitienes para salir a la contra.

Las únicas aproximaciones al área rival por parte de los dos equipos, eran a través de jugadas de estrategia o centros laterales sin peligro.

La entrada en el terreno de juego de Jon Guridi hizo que el filial realista consiguiera llegar con algo más de claridad a la frontal del área, pero carecían de remate y Alex Ruiz no tuvo que hacer ninguna intervención significativa.

En el minuto 92, Thior Zourdine recibe un balón dentro el área tras una buena combinación en la frontal y su remate a la media vuelta con la pierna derecha lo repele Alex Ruiz con otra gran intervención para evitar la derrota en el último suspiro.

No hubo tiempo para más. El colegiado decretaba el final de un encuentro plácido para la Gimnástica, que apenas sufrió en defensa y que hizo méritos suficientes a nivel defensivo como para merecer el punto cosechado en Zubieta, pese a que Alex Ruiz tuvo dos intervenciones de mucho mérito. Un punto balsámico para encarar el próximo domingo la visita de un rival tremendamente complicado: el CD Mirandés.

Leave a Reply

Your email address will not be published.