Crónica y fotos del R.S.Gimnástica 0 – U.M.Escobedo 0. Patrocinada por Piensos Barreda.

Decepcionante empate sin goles de la Gimnástica frente a la UM Escobedo, que ya no depende de sí misma para conservar el liderato.

Alineación de la R.S.Gimnástica: Alex Ruiz, Fer, Camus, Luís Alberto, Cote, Víctor, Vitienes, Rubén Palazuelos, Nacho Huertas (Perry, 62´), Cagigas y Fermín.

Alineación del Escobedo: Pedrero, Adri, Richi, Carlos, Mario, Izan, Dani, José Luís, Germán (Quinta, 79´), Bubu (Víctor, 54´) y Héctor Tirado (Berto, 89´).

Dirigió el encuentro el colegiado Alejandro Valero Alonso, que amonestó a los locales Cagigas, Palazuelos y Vitienes. Y a los visitantes Carlos, Germán, Pedrero y Víctor. Expulsó al jugador visitante Izan con roja directa en el minuto 77´.

Se disputaba la trigésimo segunda jornada en el grupo cántabro de la tercera división, que enfrentaba en El Malecón ante unos mil doscientos espectadores a la Gimnástica de Torrelavega y a la UM Escobedo (primero contra segundo). El club camargués se presentaba en este partido siendo el máximo goleador de todo el grupo (68 dianas) y a tan solo un punto del líder, la Gimnástica, haciéndose acreedor por merecimientos propios del calificativo de “equipo revelación” del campeonato. Por su parte, la Gimnástica lo hacía con la intención de conseguir tres puntos que le permitiesen aumentar de manera casi definitiva la distancia con sus perseguidores y poder afrontar los últimos partidos de liga dependiendo de sí misma para lograr el gran objetivo: ser campeona.

En los prolegómenos del encuentro, aficionados del Fondo Sur mostraron una pancarta en homenaje a Mario Blanco, jugador del Decano Cántabro durante 12 temporadas, 2º jugador de la historia del club en vestir más veces su camiseta. Y que por primera vez tras su salida, visitaba el Malecón para enfrentarse a su ex-equipo.

Pablo Lago contaría en este partido con la baja de Javito por acumulación de amonestaciones y de Juanma Barbero, aún con problemas físicos. Durante el calentamiento, una mala noticia: Nacho Rodríguez se caía del once inicial debido a unas molestias que le impedían poder competir al cien por cien y su lugar lo ocuparía el toledano Nacho Huertas, desplazando a Carlos Cagigas a la posición de delantero centro.

Tras unos primeros minutos de tanteo empezaron a producirse las llegadas de peligro por parte del equipo local. En el minuto 11 Hugo Vitienes pone un buen centro desde la banda derecha que se pasea por el interior del área y Nacho Huertas, lanzándose al suelo, a punto está de conectarlo, pero finalmente el balón se marcha fuera.

La réplica del Escobedo se produjo en el minuto 15: gran jugada de Bubu en la frontal del área, que cede el balón a la izquierda para el ex gimnástico Germán. Recorta hacia adentro y con su pierna derecha lanza un potente disparo que sale por encima de la portería de Alex Ruiz.

Cinco minutos después, córner botado por Borja Camus. Luis Alberto, elevándose por encima de la defensa dentro del área, conecta un buen cabezazo y el guardameta despeja el balón a córner.

En el minuto 27 Hugo Vitienes (que desbordaba una y otra vez a Richi, su marcador), hace una espectacular jugada por la banda derecha metiéndose casi hasta el área pequeña con el balón, pero en el último instante aparece un defensa para rebañarle el esférico y evitar el peligro.

Cinco minutos después Borja Camus recorta hacia dentro en el vértice del área, dispara y su golpeo lo rechaza Rafa con muchos apuros.

Las interrupciones en el juego eran constantes por parte del colegiado, que mostro varias tarjetas amarillas y señaló multitud de faltas, desesperando al público de El Malecón… y a los jugadores. Finalizaba así una primera parte en la que el Escobedo solo consiguió salir de su campo a través de balones largos buscando la velocidad de Dani y de Héctor Tirado, defendiéndose con cierto orden. La Gimnástica, por su parte, tenía el control del juego y trataba de buscar la portería rival una y otra vez, pero sin claridad de ideas.

En el segundo tiempo el partido iba a cambiar por completo, siendo el Escobedo el que adelantaría sus líneas y metería el susto en el cuerpo a la parroquia blanquiazul. No había pasado ni un minuto cuando el equipo camargués tuvo una de las mejores ocasiones: Dani, tras un gran slalom entre contrarios, cede la pelota a Germán. Éste, libre de marca dentro del área, remata pero de forma muy suave. El balón lo detiene con seguridad Alex Ruiz.

En el minuto 62 la velocidad de Héctor Tirado volvería a causar problemas a la defensa de la Gimnástica. Jugada rapidísima del jugador camargués que llega a la frontal del área, recorta hacia adentro y su disparo lo rechaza el portero con problemas.

Durante los primeros veinte minutos el Escobedo metió en su Campo al equipo local, generando varias acciones de peligro a través de transiciones rápidas y jugadas combinativas en la frontal del área.

Pablo Lago veía que al equipo le faltaba juego entre líneas y más presencia ofensiva. Optó entonces por realizar el primer y único cambio de la tarde. En el minuto 64 sale del terreno de juego Nacho Huertas (de escasa participación en el encuentro) y entra Perry.

Hubo que esperar hasta el minuto 70 parte para ver la primera y más clara ocasión del partido para La Gimnástica: centro de Hugo Vitienes desde la banda derecha al segundo palo, donde aparece Rubén Palazuelos. A la media vuelta, con un acrobático remate, Rubén golpea el balón estrellándolo en la cruceta de la portería de Rafa, que hizo la estatua, cuando todo El Malecón cantaba el gol.

Poco después (minuto 74), nueva ocasión clarísima para el Escobedo. Tras una buena jugada combinativa en la frontal del área, Dani ve la llegada de Pepín desde atrás, le cede la pelota y su remate de volea se marcha lamiendo el poste de la portería de Alex. Eran momentos de agobio para una Gimnástica que no conseguía sacudirse el dominio del equipo rival.

En el minuto 79 el Escobedo se quedó con 10 jugadores. Pase en profundidad de Rubén Palazuelos a la espalda de la defensa para Perry que, con mucha potencia y velocidad, gane la espalda de Izan, quien no tiene más remedio que derribarle cuando ya encaraba a Rafa. El colegiado pita la falta y le muestra la cartulina roja.

Cuatro minutos después Perry desborda de nuevo por la banda izquierda. El balón le llega a Borja Camus en el vértice del área y sin pensárselo dos veces conecta un potente disparo que roza el palo.

Apenas conseguía la Gimnástica generar superioridad en el campo los últimos minutos jugando con un hombre más, defendiéndose el Escobedo con orden y rigor táctico. Concluía de este modo un partido en el que el equipo local quiso pero no pudo y el rival jugó eficazmente sus cartas para lograr un empate que, a tenor de lo visto, podría calificarse como justo. Por tanto, la Gimnástica deberá esperar a lo que suceda el domingo en San Lorenzo entre el Laredo y el Racing B para no perder el liderato y seguir manteniendo la esperanza de no depender de otros resultados con el fin de lograr el campeonato. Próxima estación: Castro Urdiales.

Crónica firmada: Javier Rodríguez.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.