Crónica y fotos del R.S.Gimnástica 0 – C.D.Vitoria 2. Patrocinada por Piensos Barreda.

La Gimnástica cae derrota en El Malecón ante un CD Vitoria muy superior durante todo el encuentro.

Alineación de la R.S.Gimnástica: Alex, Fer, Docal (Fermín, 45´), Cristian, Luís Alberto, Cusi, Vitienes (Cagigas, 79´), Alberto, Barbero, Víctor Fernández (Primo, 60´) y Diego Rozas.

Alineación del C.D.Vitoria: Markel Areitio, Sergio Camus, Roger, A.Malón, Kaiser, Miguel Ángel Atienza (Ribeiro, 55´), Luis Lara, Miguel Marín, Xesc Regís (Obieta, 78´), y Jaime Dios (Ángel López, 83´).

Dirigió el encuentro el árbitro del colegio castellano leonés Fernando Román Román, que amonestó a los gimnásticos Rozas, Primo y Barbero. Y a los vascos Atienza, Areito y Miguel Marín.

Goles: 0-1 Jaime Dios 31´, 0-2 Ribeiro 65´.

Se disputaba la cuarta jornada del campeonato nacional de liga en el grupo segundo de la segunda división b, que enfrentaba en El Malecón a la Gimnástica de Torrelavega y al CD Vitoria. El filial del Éibar se presentaba en este partido instalado en la decimoséptima posición con un punto. Un equipo rocoso, con jugadores muy jóvenes y que tan solo había encajado dos goles en tres partidos pese a encontrarse en la parte baja de la tabla (aún no había estrenado su casillero de goles a favor).

Por su parte, el equipo torrelaveguense lo hacía con el firme propósito de conseguir la primera victoria de la temporada ante su afición. Ambiente de gala en las gradas del estadio blanquiazul, que volvían a presenciar de nuevo, y tras cinco temporadas, un partido de segunda división b. Para este encuentro Pablo Lago no podría contar con la participación de Rubén Palazuelos, Nacho Rodríguez, Dani Salas y Adrián Peón a causa de diferentes molestias físicas. Como consecuencia, el entrenador asturiano optaría por un trivote en el centro del campo formado por Víctor Fernández, Cusi y Alberto, dejando la punta del ataque por primera vez esta temporada para el extremeño Juanma Barbero. Destacaba también la presencia en el banquillo del capitán Borja Camus dejando su lugar a Fer, y la titularidad de Borja Docal en el lateral izquierdo relegando a Fermín al banquillo.

Antes de comenzar el encuentro, se guardaría un respetuoso minuto de silencio en memoria de los socios gimnásticos fallecidos recientemente Roberto Rubio, Martín Fernández, Fernando Arce, Cristencio Dorado y Antonio Escudero. También ambos equipos posaban entre otros con el tricampeón del mundo de ciclismo Óscar Freire #PorUnaLeyJusta en apoyo a los ciclistas que sufren atropellos en las calles sin el amparo de una ley que los proteja.

La primera ocasión para los visitantes, en el minuto 7. Internada por la banda derecha de Luis Lara que desborda a Borja Docal. Pone un centro raso al interior de área, despeja Fer y el balón le cae en la frontal del área en posición franca a Txaber que golpea con potencia, pero el balón se marcha por encima del larguero.

En el minuto 16 la primera aproximación al área para los locales. Centro de Hugo Vitienes desde la banda derecha al que responde Juanma Barbero con un remate muy forzado ante la oposición de la defensa eibarresa.

A la Gimnástica le duraba muy poco el balón en los pies, y era el CD Vitoria el que mantenía durante más tiempo la posesión del esférico moviendo de un lado a otro al equipo torrelaveguense, pero sin profundidad ni precisión en los metros finales.

Tras botar un córner, el CD Vitoria estuvo a punto de marcar el primero de la tarde por mediación de Camus, que entró al remate completamente sólo en el interior del área despejando Luis Alberto bajo los palos. Y en la siguiente jugada, el 0-1. Minuto 31. Centro desde la banda izquierda muy pasado hacia el segundo palo donde aparece Jaime Dios, quien sin dejar botar el esférico, conecta una espectacular volea con su pierna derecha que se cuela por la escuadra sin que Alex Ruiz pueda hacer absolutamente nada. Se hacía el silencio en las gradas, que veían como los locales no conseguían dar tres pases seguidos y el conjunto eibarrés, con muy poco, lograba adelantarse en el marcador.

Finalizaba así una mala primera parte del equipo blanquiazul, que apenas consiguió pasar del centro del campo y generar acciones de peligro.

En el minuto 47, Diego Rozas estuvo a punto de empatar el encuentro en un disparo cruzado que despejó la defensa visitante a córner.

La Gimnástica adelantó tímidamente sus líneas y presionaba con más fe la salida de balón del conjunto eibarrés para intentar conseguir el gol del empate, pero sin éxito.

Con el paso de los minutos, el equipo torrelaveguense bajó la intensidad y fue de nuevo el conjunto visitante el que comenzó a marcar el ritmo del encuentro. Fruto de esa circunstancia, llegó el 0-2. Minuto 65. Jugada individual de Xesc Regis dentro del área que dispara con potencia. El balón lo repele con los pies Alex Ruiz y el rechace le cae a Alaín Ribeiro, que define a placer ante la incredulidad de la defensa local. Nuevo jarro de agua fría para la parroquia blanquiazul, que veía como su equipo hacía aguas en defensa.

El poderío físico del CD Vitoria era más que evidente, imponiendo su fortaleza en el centro del campo y saliendo con mucha velocidad por las bandas conforme iban avanzando los minutos.

Un remate de cabeza de Juanma Barbero a centro de Hugo Vitienes tras un robo de éste en el centro del campo, fue de lo poco destacable hasta ese momento.

Posteriormente, algún tímido acercamiento a balón parado en córners o faltas laterales fueron todo el bagaje ofensivo del equipo blanquiazul.

No hubo tiempo para más. El colegiado pitaba el final de un encuentro en el que la Gimnástica fue completamente superada por su rival en todas las facetas del juego. La afición abandonó resignada las gradas de El Malecón tras haber presenciado un partido en el que su equipo no dio la sensación en ningún momento de tener opciones reales de victoria. Mucho que trabajar y mucho que mejorar de cara al próximo compromiso liguero (de nuevo en El Malecón) ante el Amorebieta que, a tenor de los resultados de la jornada, adquiere tintes de “final”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.