Crónica y fotos del R.S.Gimnástica 0 – Athletic de Bilbao “b” 0. Patrocinada por Piensos Barreda.

Gran partido de la Gimnástica de Torrelavega ante el Athletic de Bilbao B, en un encuentro igualado y muy disputado por parte de ambos equipos.

Alineación de la R.S.Gimnástica: Alex, Camus, Fermín, Cristian, Luís Alberto, Cusi, Vitienes, Palazuelos, Nacho Rodríguez (Barbero, 83´), Diego Rozas (Víctor, 77´) y Primo (Cagigas, 70´).

 

Alineación del Athletic b: Unai Etxebarría, Sirello, Rojo, Vivian, Murua, Unai Vencedor, Íñigo Muñoz (Oteo, 76´), Baqué, Asier Villalibre, Íñigo Vicente (Morcillo, 90´) y Oihan Sancet (Salado, 36´).

 

Dirigió el encuentro el colegiado castellano leonés Eder Mallo Fernández, que amonestó a los cántabros Primo, Rozas, Cristian y Camus, y a los vascos Sillero y Morcillo.

Se disputaba la segunda jornada del campeonato nacional de liga en el grupo segundo de la segunda división b, que enfrentaba en el  campo de Santa Ana a la Gimnástica de Torrelavega  y al Athletic de Bilbao B. El feudo taniego  se convirtió en un escenario improvisado para la disputa del encuentro, ya que las condiciones del césped de El Malecón aún no eran las más adecuadas para la práctica del futbol tras los conciertos celebrados en el estadio torrelaveguense en el mes de julio. Ambiente de gala en las gradas de Santa Ana, que se quedaron pequeñas ante la masiva afluencia de aficionados gimnásticos. Gran expectación pues, para ver la puesta de largo del equipo blanquiazul “en casa” en el retorno a la segunda división b.

Enfrente, un filial repleto de futbolistas con una inmensa calidad técnica y un prometedor futuro. Algunos de ellos incluso participando con la primera plantilla, como el joven delantero centro Asier Villalibre y el talentoso mediapunta Iñigo Vicente.

Para disputar el encuentro Pablo Lago no podría contar con la participación de Salas por lesión y Alberto por sanción. Mati se quedaría fuera de la convocatoria por decisión técnica. En esta ocasión, el entrenador asturiano optó por cambiar el esquema de juego empleado el pasado fin de semana (5-4-1), para apostar nuevamente por el  4-4-2 con Nacho Rodríguez y Primo en la punta de ataque para tener mayor presencia ofensiva. Destacar también la ausencia en el once inicial de Diego Bardanca en favor de Cristian, que ocuparía el centro de la zaga junto a Luis Alberto y la inclusión en la banda izquierda de Diego Rozas, pasando Fermín a ocupar el lateral izquierdo.

En los primeros compases del encuentro ninguno de los dos equipos consiguió imponer su juego. El filial rojiblanco se limitaba a esperar replegado en su propio terreno de juego para salir con velocidad buscando en las bandas a Oihan y Muñoz, mientras que la Gimnástica intentaba elaborar las jugadas en campo contrario para encontrar los centros laterales de Hugo Vitienes y Diego Rozas.

El primer disparo a puerta de los locales corrió a cargo de Diego Rozas en el minuto 18, que recogió un balón rechazado en la frontal del área y su golpeo lo detuvo Unai en dos tiempos.

En el minuto 29 Asier Villalibre estrelló un balón en el travesaño  tras una buena maniobra en la frontal del área. Fue a partir de entonces cuando el filial se creció y comenzó a pisar más veces el campo contrario gracias a las acciones de futbolistas como Muñoz y Villalibre, que insistían una y otra vez por la banda izquierda de la Gimnástica.

El conjunto blanquiazul se repuso del dominio temporal de los visitantes, y comenzó a dominar el esférico en el centro del campo gracias a la veteranía de Rubén Palazuelos y a la seguridad defensiva de Cristian en el juego aéreo.

En el minuto 44, doble ocasión para la Gimnástica: Espectacular cabezazo en carrera de Nacho Rodríguez que despeja Unai y posteriormente Hugo Vitienes, recogiendo el rechace, saca un potente disparo que repele de nuevo el joven guardameta bilbaíno.

Finalizaba así una gran primera parte del equipo Torrelaveguense, concediendo tan solo una ocasión de gol al rival y alejando a hombres como Villalibre e Iñigo Vicente de las proximidades del área gracias a la concentración y al esfuerzo físico de todos los jugadores.

En el minuto 48, ocasión para el filial rojiblanco. Iñigo Vicente gana la espalda a Borja Camus, recorta hacia adentro en el pico del área y saca un potente disparo al que responde Alex Ruiz con una magnifica parada.

Siete minutos después, centro lateral de Diego Rozas que se envenena estrellándose en el poste y posteriormente, Rubén Palazuelos en el rechace, golpea con fuerza pero el balón se va desviado.

En la siguiente jugada, Jon Sirello desborda por la banda derecha y pone un centro raso al corazón del área al que a punto estuvieron de llegar en boca de gol Salado y Villalibre.

En el minuto 60, centro medido de Borja Camus desde la banda derecha y posterior testarazo Rubén Palazuelos que se marcha fuera por centímetros tras la errática salida del cancerbero rojiblanco.

Nueve minutos después, ocasión clamorosa para los torrelaveguenses. Centro milimétrico de Borja Camus en carrera desde la banda derecha y Nacho Rodríguez, de primeras, remata con su pierna diestra al palo largo de la portería de Unai enviando el balón fuera por muy poco.

Pablo Lago dio entrada en el terreno de juego a Víctor Fernández y a Carlos Cagigas para oxigenar el centro del campo, siendo sustituidos Diego Rozas y Primo respectivamente.

El Athletic B no conseguía encontrar a sus hombres de ataque, y en los minutos finales fueron los blanquiazules los que tuvieron el control del partido.

En el minuto 41 córner botado por Borja Camus y Cusi, irrumpiendo con mucha fuerza en el corazón del área, conecta un espectacular remate de cabeza (imagen inferior) al que responde Unai con la parada de la tarde cuando ya se cantaba el gol en las gradas de Santa Ana.

Finalizaba así un encuentro en el que la Gimnástica ofreció una magnífica imagen a todos sus aficionados, anulando casi por completo las virtudes de un rival que en ningún momento encontró su sitio en el terreno de juego, gracias al derroche físico y a la entrega de los jugadores gimnásticos, que se ganaron una gran ovación del respetable tras la finalización del encuentro. El equipo torrelaveguense afronta una semana con dos compromisos más. El primero de ellos, el miércoles en Calahorra (Copa del Rey). El segundo, en Tudela ante el Tudelano el sábado. Mucho trabajo por delante para Pablo lago y sus pupilos, que están demostrando haberse adaptado muy bien a la categoría, compitiendo a un nivel muy alto y ofreciendo unas sensaciones muy positivas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.