Creo que los gimnásticos ya hemos pagado con creces la condena, de 5 años en 3ª división.

Ha sido de lo más duro que ha podido vivir un gimnástico en su vida, el descenso administrativo. Debido a una ruinosa gestión, encabezada por Pablo Sámano y José Luis González Terán (no os olvidaremos jamás), nos hemos visto en la situación de sufrir 5 largos e interminables años en la 3ª división del fútbol español.

Porque el equipo no descendió, lo descendieron sus dirigentes. Y creo que ya hemos pagado la suficiente condena. Espero y deseo que el domingo, unos en Mallorca y otros en Torrelavega, más los gimnásticos repartidos por todo el mundo, podamos festejar un ascenso que llevamos mucho esperando.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.