Cansados de los arbitrajes que viene sufriendo últimamente la R.S.Gimnástica.

No me gusta absolutamente nada tener que hablar de esto, sobre todo cuando somos, aunque duela decirlo o leerlo, el “gallo” de la categoría. Pero creo que es nuestra obligación no pasar por alto lo que venimos observando esta temporada, y en especial en este tramo final de campeonato.

Y voy a decir algo que siento con el alma, no quiero nunca que los árbitros nos regalen nada, quiero que al final de una temporada estar donde nos merecemos. Unos años hemos ganado la liga, y otros años hemos quedado segundos, no quiero estar en un sitio donde no hemos merecido, gracias a un “fallo” arbitral. Y lo digo como lo siento.

Pero realmente estamos cansados de ver lo que está sucediendo últimamente. Sin ir más lejos lo del pasado domingo en Cabezón de la Sal, cuando el señor Héctor Gándara Gutiérrez no quiso señalar dos penaltis clamorosos. Uno primero en un codazo de Aitor San Emeterio en la cabeza a Luis Alberto, y posteriormente en una mano clarísima del mismo jugar en su propio área, sacando el brazo para interceptar un disparo. Ambas jugadas a escasos metros del colegiado, viéndolo con toda claridad, pero sin valor (aparentemente) para pitarlo.

En la anterior salida de la Gimnástica, en Castro hace dos semanas, Hugo Vitienes recibió una brutal agresión por Bringas, cuando se iba hacia el área. El defensa local le cazó con una salvaje patada sin la posibilidad de jugar el balón. El señor Juan Grande Conde saldó la acción solamente con amarilla, y desde entonces Hugo Vitienes no ha podido jugar, por lesión, y eso que quedó en poca cosa, ya que temíamos su participación en lo que queda de temporada. Mientras Bringas sigue “jugando” por los campos de 3ª, sin haber visto sanción alguna.

El señor José Luis Bolivar también señaló con tarjeta amarilla otra patada a destiempo, que debió ser de otro color. Fue la de Rafa también a Hugo Vitienes en el derbi entre Trope y Gimnástica disputado en Tanos. El lateral ex-gimnástico también pudo jugar el partido completo, después de una patada en un costado a Hugo, mientras este tuvo que ser sustituido porque no aguantaba más. Otra fue en diciembre, en la victoria ajustada por 1-0 ante el Siete Villas, cuando el señor Israel León Lavín, mal ayudado por su asistente Gonzalo Sánchez Zubiaurre, señaló un penalti en una supuesta falta también de Vitienes unos dos metros fuera del área, en una de las acciones arbitrales más surrealistas vistas en el Malecón en los últimos tiempos.

Esto no hay por donde cogerlo. Yo puedo entender que te equivoques en una falta, o en un fuera de juego, en acciones justas………. lo que no entiendo es no castigar la violencia. Patadas por detrás sin intención de jugar, codazos en la cabeza…. acciones lamentables a exterminar dentro de un campo de fútbol, donde los más responsables no cortan por lo sano. Sé que en la plantilla de la Gimnástica no hay “hermanas de la caridad”, donde hay jugadores duros, pero yo nunca, en estos 5 años en 3ª división he visto una agresión de este tipo a un jugador con la camiseta de la Gimnástica. Invito a quien quiera que me muestre una imagen similar de un jugador gimnástico.

Y estamos hablando de esta serie de decisiones mientras vamos primeros, con una espectacular racha, y mientras en la mayoría de estos errores arbitrales no han sido definitivos para perder puntos. Pero creo que con más motivo para hacer este artículo, y no ampararnos tras derrotas o tras fracasos, como si han hecho otros……

Además hablamos con propiedad ya que todo lo anteriormente explicado, va demostrado en los vídeo-resúmenes y en ocasiones también con fotos. No somos como “otros”, que han llorado por todas las emisoras sin probar nunca nada ni con un clip de vídeo ni con una sola foto. Desde Marcador Gimnástico hablamos con las muestras que emitimos semana a semana. Colegiados, por favor, corten la violencia en los campos, y traten con más respeto al Decano del Fútbol Cántabro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.