Aquí tenéis la entrevista al histórico de la R.S.Gimnástica, Paco Platas.

-Manolo Haro Alcalde

¿Qué fue lo que más te animó a fichar por la Gimnástica?

Pues que venía otra vez cerca de casa, y lo 1º que hice fue ponerme a trabajar, y después a jugar al fútbol, es donde más feliz he sido.

¿Cuál fue tu primera reacción nada más “aterrizar” en Torrelavega?

Yo ya la conocía desde crío, porque mi abuela es de Riaño de León, y ya desde que teníamos 8 años pasábamos por aquí siempre que íbamos a casa de mi abuela, parábamos siempre en la Villa Madrid, porque concretamente a mi madre le gustaba la menestra que ponían allí.

En aquella época que todos vivimos y disfrutamos una gran Gimnástica, ¿qué personas recuerdas como anecdóticas o de especial interés por algo concreto, como presidentes, entrenadores, compañeros…?

Como presidente, el que mejor tuve, incluyendo a los del Athletic de Bilbao, fue Jesús Collado Soto, como compañero de equipo me quedo a Isidro, y como entrenador a Nando Yosu.

¿Cuáles fueron los principales motivos para afincarte definitivamente y ver que tus hijos Igor y Ainhoa crecieran aquí y qué papel jugó en todo Begoña?

Ella también se encontraba muy a gusto, y como yo seguía trabajando con Vidal de la Peña, en automoción, me daban toda la serie de permisos para compaginar los entrenamientos con el trabajo, así que mejor no podía estar en la vida, y la gente de Torrelavega me acogió muy bien, y en casa éramos muy felices.

-Vicente González Ares

¿Qué fútbol te parece mejor, el de antes, o el de ahora?

Son completamente distintos, el de antes creo que disfrutábamos más porque no teníamos ese espacio que tienen de doy en día, que tienen que “trillar”, que no tienen que dejar pasar a nadie ahí, o esa forma que tiene de poder arrancar, entonces creo que disfrutábamos algo más.

Me parece que antes, la R.S.Gimnástica tenía mejores equipos que ahora, ¿es así?

Creo que si, porque cuando yo llegué a Torrelavega, el primer equipo con los jugadores que teníamos, nos dijo el señor Jesús Collado Soto, que frenásemos un poquitín porque no podíamos ascender, porque no había dinero, y no nos podrían pagar, teníamos un equipo, que hoy en día, estaría en 2ª división de la mitad de la tabla para arriba. Nos dijo el presidente que no forzásemos más, estábamos dos jugadores con un “pellizco” en el menisco, pero que podríamos haber acabado la temporada bien, pero antes de acabar la temporada, nos preparó para operarnos porque no quería que ascendiéramos. Por aquel entonces había unos equipos como el Ensidesa, el Avilés, la Leonesa, grandísimos equipos y con mucho dinero, y nosotros los habíamos ventilado, estábamos destacados en la clasificación.

Aquellos viajes por esas carreteras antiguas, a Galicia o León serían eternos, ¿se aguantaban bien en autobús?

No había otro medio, y más de la forma en la que estábamos aquí, salíamos a las 8 de la mañana de aquí, y llegabas a Vigo a las 6 de la tarde, cuando de hoy en día es un viaje de 5 horas, y ahora hay otro tipo de carreteras.

-Antonio de Valles

¿Quién es mayor, tú o Chicho Cabo?

Siempre estábamos en la disyuntiva, él decía que yo era mayor, pero yo me acuerdo que cuando hacíamos colección de cromos pues a mí me cambiaban 3 cromos de Chicho Cabo por uno de Gainza, jajajaja.

-Roberto González Mallavia

¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes de tu paso por la Gimnástica?

“Buff”, son muchísimos, es muy difícil decir uno, quizá me quedo con ser el máximo goleador durante dos o tres campañas y eso que jugaba en el centro del campo, me quedo con eso, y también con los compañeros que tuve, había unos vestuarios en los que no había problemas de ningún tipo, y eso que no cobrábamos, la camaradería era fenomenal.

-Marcador Gimnástico

¿Porqué varios jugadores que jugabais en grandes equipos, de 2ª división, o incluso de 1ª, veníais a la Gimnástica, que os llamaba para venir?

Cuando yo estaba en el Bilbao Athletic, hacía ya dos o tres años antes, que a la Gimnástica la llamaban “el Real Madrid de 3ª división” por como pagaba, yo me acuerdo que vine a jugar aquí por primera vez con el Bilbao Athletic en el año 68 contra la Gimnástica y a mi el que me marcaba que era Pepín había venido del Zaragoza y tenía de ficha 600.000 pesetas al año de las de entonces, y por ganarnos la Gimnástica a nosotros les dieron 10.000 pesetas de prima, mientras nosotros teníamos 1.000, y no es que me animó por eso, era por la “Solera” del equipo, y yo como ya había vivido en Santander año y medio largo, pues de vez en cuando me escapaba a ver a la Gimnástica desde Santander, cuando me daba el “sincio” de ver un partido un poco en condiciones venía a ver a la Gimnástica, que era cuando estaban Chicho Cabo, Marigómez, Yosu, por todo eso me animó a venir, y porque la zona me gustaba mucho.

¿Cree que los jóvenes de la ciudad, conocen suficientemente bien, lo que suponía la R.S.Gimnástica por aquel entonces?

Pocos, la juventud está tocada, apenas se van a espectáculos, y la ciudad no es la que era, porque entonces era la “Ciudad del Dólar”, ahora ya Torrelavega está travesando la peor crisis de la historia, la gente dispone de menos dinero, si tienen 30€ no se van a gastar 10 en la Gimnástica, es otra forma de vida.

No es tanto referirse al venir a verla, si no a conocer la historia, de lo que la Gimnástica fue.

Yo creo que no lo saben, incluso mira, tengo un hijo de 37 años, y lo puede conocer, por los libros que tenemos en casa de la Gimnástica, por anécdotas que yo le he contado, pero no porque se lo hayan comentado los amigos ni nada.

¿Qué conclusión tiene usted después de pasar tantos años, de tu paso por la R.S.Gimnástica durante 6 temporadas?

El trato hacia nosotros, es que nos querían con locura, estábamos en la calle todo el día por trabajo, y eso lo notaba, y los directivos también nos daban mucho cariño.

¿Qué tenía Torrelavega para que varios jugadores de la época os quedaseis viviendo aquí?

Sobre manera siempre hubo jugadores vascos, y te puedo decir que aquí estábamos muy contentos y muy felices, a parte del nivel que tenía la ciudad de Torrelavega.

En cierta ocasión, me comentaron que eras mejor que el ex-seleccionador español Clemente, que Uriarte o que Rojo, ¿es así?

No, en absoluto. Uriarte de interior izquierda jugando adelante, era el puesto en el que yo jugaba, era superior a mi, era internacional absoluto, Rojo también, pero Rojo era más “tirado” a la banda, pienso que en el Athletic pasaron dos o tres extremos izquierdas, que eran Rojo, Gainza y Argote, que era lo mejor que había por ahí, yo con ellos no tenía hueco.

¿Es verdad que en un partido, te sacó un entrenador para tirar un penalti decisivo?

Si si, en el Racing, con Fernández Mora, era un día “de perros”, con un frío que “la madre que lo parió”, granizando incluso, cogió, quitó a uno y dijo “Paco sal a tirar el penalti”, menos mal que lo metí, jeje, además sin calentar, contra el Tenerife, no se me olvidará, ganamos 1-0, yo me quedé en el campo, pero el otro se marchó con una mala leche…….

Se comenta, que junto a Rasilla y Chicho Cabo las liabais gordas durante los partidos, con bromas incluidas a los contrarios, ¿es cierto?

Hacíamos cualquier cosa por desestabilizarles, sin lugar a dudas, había veces que se nos colgaban delante de la barrera e iba yo y le bajaba los pantalones al que estaba en la barrera incordiándonos, y les pellizcabas en la cintura, les hacías de todo.

¿Qué os pasó contra el Compostela, que empatasteis a 0, y eso que los gallegos tuvieron un penalti a favor en el último minuto?

Yo por la banda, cogí barro, con un trozo de ladrillo incluido, y cuando el jugador del Compostela va a tirar el penalti, tiro yo con la bola de barro al balón, la pego de refilón, y el tío la mandó casi a la banda, el jugador decía “¡¡árbitro, árbitro!!”, y el árbitro con el silbato en la boca mirando a unos y a otros no pitó nada, pero es que ¿qué ibas a hacer?, eso ya no pasa porque no hay barro, jajaja.

¿Por qué razón entrenó varios partidos al primer equipo de la R.S.Gimnástica?

Porque yo estaba de entrenador en el juvenil, y ese año habían despedido a dos entrenadores, y pues me cogieron y me pusieron a mi.

¿Le gustaba esa faceta?

Me gustó, además invité a todo el equipo a irse, porque no cobraban, y no lo iban a hacer, era en febrero, y subí a todo el juvenil, que le echaron una raza fenomenal, logramos ganar 5 partidos. Yo, el que quisiera quedarse que se quedara, con todas las de la ley para acabar la temporada, y como ninguno se quiso quedar, subí a los jugadores del juvenil, estaban Telmo, Miguel Labrador, Chemi, le echaron un descaro terrible, lo mismo en casa que fuera. Labrador con 17 años en un partido en Lugo, cubriendo a dos jugadores de 32 años, les dio una pila de “hostias”………….le tuve que decir que parase.

Estuvo en equipos muy importantes, como Athletic de Bilbao, ¿por qué vino a Torrelavega?

Pedí la baja en el Racing, me había dicho Maguregui de renovar, yo no quise, porque él había atraído a Arrieta, a Pedro Amado, Aitor Aguirre, y a alguno más, entonces Sebas y yo sobrábamos, nos ponía en los entrenamientos a parte, dando vueltas al campo, él cogía sus 12 y se acabó, siempre lo hacía Maguregui, yo me harté, yo estaba fuera de casa, me vinieron ofertas, el Gerona, que iba 6º, el Real Jaén el 1º, pues me fui a Jaén, con una ficha muy elevada, casi el doble que la que tenía en el Racing, te estoy hablando de 550.000 pesetas, luego 20.000 de sueldo, y un piso en medio de Jaén, amueblado a todo lujo, pero no cobré más que cuando llegué, lo mismo yo que el resto de compañeros, no nos podíamos marchar porque te declaraban en rebeldía y perdías todo, entonces les perdoné 80.000 pesetas de 4 meses en sueldos, y lo otro lo reclamé por la Federación Vizcaína hacia la Andaluza, y me tiré 2 años en Torrelavega cobrando 25.000 o 30.000 pesetas todos los meses, que me llegaban por el Banco Bilbao, y bueno, yo tenía oferta de la Gimnástica, por medio de Agustín y de Nando Yosu, que querían que viniera, entonces lo primero que hice fue empezar a trabajar, y a los 10 días, que yo ya había fichado eh, pero eran para instalarme, a los 10 días empecé los entrenamientos.

¿Con qué jugador de la actualidad, se compararía por tu forma de jugar?

No sé, quizás con Fran, pudiera ser, el que estuvo en el Deportivo de la Coruña, o De Pedro, yo era más en pase largo, y sobre todo los disparos a puerta desde lejos, y también iba bien de cabeza, para mi estatura metía muchos goles de cabeza,

Me acaba de comentar Chicho Cabo, una anécdota que tuvo con un delantero contrario, en un partido que jugabais contra el Mallorca en Copa del Rey, y que tú interveniste, ¿es así?

Yo era el capitán, y en una reyerta que hubo allí, Chicho le había echo un entradón a un negro, delantero del Mallorca, se enzarzaron los dos, y el negro corría por el campo con Chicho detrás, y más atrás, el árbitro corriendo que iba con las tarjetas, cuando yo a mitad de camino paré al árbitro y le dije “¿dónde va usted?”, el árbitro me dice “¿no ve al 5, no ve al 5?”, y le digo al colegiado “el negro se acaba de cagar en la madre que parió al nº5, y la hemos enterrado antes de ayer”, jajaja, el árbitro le decía a Chicho “te acompaño en el sentimiento 5”, a mi fue lo primero que se me ocurrió, no le sacó tarjeta a Chicho.

También, nos podrías contar una anécdota, en un partido ante el Pontevedra, ¿qué ocurrió en una barreda que defendía la Gimnástica?

Pues se pusieron varios del Pontevedra en la barrera, para molestar a nuestro portero, y siempre había alguno que le bajaba el pantalón al contrario, y les pegábamos pellizcos, y el tío claro, se escapaba de la barrera. Hacíamos esas cosas, pero no perdíamos la intensidad del juego, pero había que utilizar todas las armas posibles.

¿Con qué entrenadores te quedas?

Pues en el Athletic tuve a Iriondo, al principio a Gainza, tuve también a Garay, que ya murió, no el Garay que luego jugó de central eh, otro Garay que no fue futbolista,

Fuiste internacional con España en categorías inferiores, ¿cómo te fue?

Bien muy bien, fui 5 veces internacional con juveniles y 2 con la amateur, en juvenil metí un gol a Portugal, nos sirvió para pasar una eliminatoria, además fue muy anecdótico, porque la metí con la derecha desde fuera del área, cosa que la derecha yo la tenía sólo para apoyarme.

Su hijo Igor, fue también delantero de la Gimnástica, ¿se parecía a usted dentro del campo del fútbol?

No, era distinto, mi hijo jugaba en área, era un ratón de área, la pena fue que él no tuvo la velocidad que yo tenía con 18 o 19 años, que tenía 15 metros de salida en carrera muy potentes, él era más pausado, mucho más de área, también iba bien de cabeza como yo, a pesar de nuestra estatura, él sabía colocarse en el sitio exacto.

Ahora entrena en las categorías inferiores del club, ¿le ve futuro?

Si, porque es un enamorado del fútbol, está haciendo un curso con unas notas altísimas, le va muy bien muy bien, está concienciado en ello, y lo mejor que tiene con los niños es la educación que les da.

También tiene un nieto jugando en uno de los equipos del club, ¿quién es y le gusta verle jugar?

Es muy niño, todavía son 10 años los que tiene, y hay que ir a verle, porque dice que los abuelos debemos de ir a verle, estamos recorriendo Cantabria detrás del niño, yo espero mucho de él, mucho, en cuanto empiece a luchar como “Dios manda”, el otro día en el barro mordía, juega muy parecido que lo hacía Igor, sólo que es diestro, juega muy bien para atrás.

¿Qué conceptos básicos crees que debería cambiar el club para tener un mejor fututo?

Ahora la Gimnástica es muy complicada, hay muchísima crisis en Torrelavega y esta serie de cosas, la gente ya no viene por la calle Julio Hauzeur como hace años que venían “en riadas”, esta calle era la leche.

Ahora se ven fotos de por aquel entonces, de las gradas repletas de miles de aficionados, ¿una pena que todo eso se haya perdido verdad?

Nosotros lo primero que veíamos cuando saltábamos al campo era la preferencia, estaba a reventar, no cabía un alma, y todos de pies eh, sólo se veían cabezas, cuando yo vine con el Bilbao Athletic entonces había una pista, y estaba todo el campo a reventar y hasta gente por la pista.

Leave a Reply

Your email address will not be published.