Aquí las versiones del delegado del Selaya y la del entrenador de la Gimnástica.

Nos hemos puesto en contacto con el delegado del Selaya, José Luis Pelayo Sainz, queríamos saber su versión, escuchar de su boca lo que se ha leído en las redes sociales de si hubo insultos. 

image

José Luis, lleva 4 años como delegado, y jamás ha tenido un problema afirma. Nos comenta como ha vivido él la situación:

En una jugada Raúl protesta al árbitro por una falta cerca de los banquillos, diciendo “¡qué fácil es pitar en Selaya, siempre igual!”. José Luis le contesta y le dice “también es fácil pitar en Torrelavega, como equipo grande que sois”, a todo esto un aficionado torrelaveguense que se encontraba tras los banquillos le contesta al delegado “cállate tonto, que estás todo el partido igual”, José Luis le dice “no me faltes el respeto, no te dirijas a mí, sigue viendo el partido”, a esto según al pasiego Raúl le contesta “yo tampoco me he dirijo a ti”, y el propio delegado afirma que Raúl mirando hacia el campo comenta en voz alta “Que pila de tontos hay aquí” 

José Luis que está sentado, se dirige a él, le dice “¿qué has dicho?”, según José Luis, el técnico gimnástico le contesta “cállate subnormal”. El delegado del Selaya afirma que se levanta junto a varios jugadores, incrédulos, se encara él con Raúl y le vuelve a decir “¿qué dices?”, Raúl se reitera y José Luis le golpea a mano abierta entre el cuello y la mandíbula, sin llegar a tirarle al suelo. Comenta que Raúl posteriormente no tenía ningún problema físico, que se encontraba perfectamente, que no le causó daño alguno.

Para José Luis, delegado del Selaya, todo ha sido una tontería, algo que es fútbol y que debe de quedar en el campo, sin denuncias, y sin consecuencias.

image

También hemos hablado con Raúl y su versión es completamente contraria, así lo vivió el catalán:

Ante unas protestas al colegiado de lo más normal, quejándose de que en las faltas a los jugadores del Selaya les dejaba sacar las faltas fuera del barro y a los gimnásticos no, Raúl afirma que el delegado del Selaya se dirige a él diciendo “deja de llorar anda, ya estáis igual que el año pasado”, según Raúl un aficionado gimnástico le contesta al delegado “¡a ver si el entrenador no va a poder protestar, cállate tú!”, José Luis le contesta al aficionado “contigo no hablo” a lo que salta Raúl y le dice “yo contigo tampoco entonces” y “aquí sólo se dicen tonterías”. El delegado se dirige a Raúl, y según este le dice “¿qué me estás llamando tonto?”, Raúl contesta “no, digo que estáis diciendo tonterías”. Entonces se levanta el delegado, con otros dos jugadores del Selaya. A lo que los aficionados locales que se encontraban detrás de los banquillos gritaban “¡dale una hostia, dale, dale!”, y en ese momento de dio un puñetazo. Raúl comenta que se quedó quieto, no reaccionó, completamente sorprendido, retrocedió, y jugadores de ambos equipos intervinieron y la cosa no fue a más. Comenta que en ningún momento el delegado del Selaya le pide disculpas, que incluso varios jugadores de su equipo le animan a hacerlo y José Luis se niega.

Tras las recomendaciones de la Guardia Civil, Raúl acude a Urgencia para llevar el parte de lesiones al Cuartel y que la Guardia Civil denuncie el acto, a petición de ellos. Raúl nos ha comentado que cualquier recompensa económica que reciba la donará a una Asociación de Torrelavega en Contra de la Violencia de Género.

Mi conclusión, viviendo lo vivido, es que es lamentable que se produzca un acto de agresión aún en 2.015, jamás hay nada justificado para llegar a esto, ¡¡jamás!! Ni un insulto, ni una provocación….porque por esa regla de tres, lo siguiente a la agresión ¿qué sería? Nada justifica a la violencia.

image

Con respecto a Raúl Pérez, no podemos opinar sobre sus palabras porque no las hemos escuchado, no oímos los insultos, solo vimos la agresión, sinceramente. Le creemos, porque a día de hoy no teníamos constancia de que Raúl faltase el respeto a los contrarios, porque de hacerlo no sería digno de dirigir a la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega. Como no oímos los insultos no los juzgamos, juzgamos y calificamos la agresión, que es evidente y reconocida.

Reiteramos, JAMÁS SE DEBE DE LLEGAR A LA AGRESIÓN FÍSICA. En el campo había niños, bastantes, del Selaya y de la Gimnástica, y tuvieron que vivir una situación bochornosa. Como bochornoso fue lo que yo mismo oí en la grada, al descanso, “dale otra, que con una no ha tenido suficiente”, “portugueses hijos de puta”, “pagar lo que debéis” y un largo etcétera, eso sí lo oímos, fue bochornoso. Como también vimos mientras entrevistábamos tras el partido a Raúl Pérez con su chaqueta llena de escupitajos.

En el fútbol no todo vale, no. No se puede recibir a un equipo de esa manera, vale que seas pasiego, que seas de pueblo (nosotros también lo somos, y con orgullo), pero no des la nota de esa manera, la gente estaba asustada.

image

Esperemos que haya sanción, al delegado y al Castañal, porque solo así se aprende, lo estamos viendo en el fútbol de élite, solo con los castigos los violentos y los que van a los campos a desahogarse aprenden. Con esto no calificamos a toda la afición del Selaya por igual, ni mucho menos, pero por favor, no justifiquéis la violencia, no la tiene. ni tampoco la alentéis. Ya está, se le fue la olla, un lapsus le puede tener cualquiera, pero que esto no quede impune, hay que castigarlo.

Por cierto, “chapeu” al Selaya, a su equipo, a su entrenador, tiene un valor enorme la permanencia del año pasado, y los puntos conseguidos este año a estas alturas.

Y por acabar, que nadie se piense que tenemos algo en contra del Selaya.

Alguien ha recordado por las redes sociales los pitos e insultos de 4 bobos en la ida en el Malecón hacia el gran Chema Torrontegui, insultos que desde Marcador Gimnástico denunciamos, aquí está la prueba:

image
image

Y nos alegramos de sus victorias:

image

Y aquí el artículo del viernes en la web, pidiendo respeto al partido ante el Selaya, aquí advertimos que no sería fácil:

https://marcadorgimnastico.es/post/112231342158/que-nadie-piense-que-la-r-s-gimnastica-se-va-a

Que nadie piense que desde Torrelavega hay animadversión hacia el Selaya.

Para nosotros asunto zanjado, punto final.

Leave a Reply

Your email address will not be published.