Viejas Glorias Gimnásticas (XXXVI) AGAPITO MONCALEÁN, por Alejandro Campo.

Viejas Glorias Gimnásticas (XXXVI) AGAPITO MONCALEÁN, por Alejandro Campo.

Autor: Alejandro Campo Ruiz

Ex-presidente de la Real Sdad. Gimnástica.

AGAPITO
MONCALEÁN  GONZÁLEZ

UN
GRAN PORTERO DE LA
GIMNÁSTICA

Nacido en Ajo el 3 de diciembre de 1958, es
el menor de los dos hijos que tuvieron Ramón y Emilia, los cuales cambiaron su
residencia de Isla a Santander cuando Agapito tenía ocho años de edad. Su padre
pasó a regentar una tienda de ultramarinos mientras vivían en la calle San
Simón. Su hermano mayor, José Ramón, también fue destacado guardameta y sería
entrenador de la Gimnástica,
llegando a dirigir a su hermano en el club torrelaveguense.

Los comienzos deportivos de
Moncaleán se remontan a sus años colegiales en los Salesianos, donde empezó
jugando en el equipo infantil. Más adelante pasó a la S. D. Cervantes F. C.
mientras seguía cursando sus estudios en los Salesianos, donde además
practicaba balonmano, también como portero, siendo nombrado en este deporte
como mejor guardameta en un Campeonato de España Juvenil, donde tenía entre sus
compañeros a grandes jugadores de balonmano, como Mazorra y Juan Francisco
Muñoz Melo.

En 1976, ante las grandes
perspectivas que rodeaban a Moncaleán, llegó al Real Racing Club, donde juega
una temporada en su equipo juvenil con Nando Yosu como entrenador, y al
lado de los que eran entonces promesas como Lipe, Juan Carlos García, Marcos y
el mismo Quique Setién.

En la siguiente temporada se
incorpora al Rayo Cantabria para jugar dos temporadas bajo las órdenes de José
Antonio Saro. Fue una gran hornada rayista donde muchos subieron al primer
equipo racinguista. Su segunda temporada la juega en el Cartagena F. C., ya que
le correspondió hacer allí el servicio militar. En 1980, Moncaleán llegó al
primer equipo del Racing, donde jugó diez partidos de liga, colaborando en el
ascenso a Primera división, con una plantilla prácticamente hecha con jugadores
nacidos en Cantabria, incluyendo a su entrenador, Moruca, que daría la
oportunidad de debutar a Moncaleán en la máxima categoría del fútbol español el
20 de septiembre de 1981, cuando los racinguistas se impusieron por dos a uno
al Real Betis en los Campos de Sport
con una alineación compuesta por Moncaleán; Chiri,
Villita, Mantilla, Preciado; Angulo, Quique, Piru; Pedraza, Verón y Víctor (Bernal).

En 1982 regresa a tierras
murcianas, concretamente a Lorca, jugando en el Lorca Deportiva que dirigía
Jesús Moreno Manzaneque, y presidido por su esposa, María Ignacia Hoppichler
Rau. Tras una primera temporada donde se sitúan en la parte media de la clasificación,
consiguen en 1984 el primer ascenso de su historia a Segunda División.

Después de su estancia en
Lorca, Moncaleán fichó por el C. D. Logroñés, consiguiendo también hacer
historia con el conjunto riojano, ya que formaría parte de los hombres que en
1987 consiguieron el primer ascenso de su historia a Primera División. En
plenas fiestas locales de San Bernabé, los riojanos ganaron al Valencia C. F.
con un gol de Noly que sería el que les diera el ascenso a falta de una
jornada. Con Moncaleán estaban los ex racinguistas Mario y Campbell.

Los dos últimos equipos de
Moncaleán fuera de Cantabria fueron el Xerez C. D.  (1988-89), y el Club Gimnástic de Tarragona
(1989-90), ya que ficharía por la
Gimnástica para jugar sus últimos años como profesional, en
las temporadas 1990-93, encarrilando su futuro laboral como visitador médico.

Fue un portero de gran
tranquilidad, destacando por sus grandes reflejos bajo los tres palos, así como
por su dominio en las salidas.

En la foto el portero Agapito Moncaleán, rodeado de tres defensores
gimnásticos, Preciado, Roncal y Ramos.

Su debut como gimnástico fue el 2 de septiembre de 1990, en la vuelta
del club a Segunda B y en los campos del Complejo de Sniace y perdiendo por
tres a uno ante el filial de la Real Sociedad de San Sebastián. La alineación
gimnástica estuvo compuesta por Moncaleán; Ramos, Nacho, Roncal, Preciado; Koldo (Tomás), Pablo, Tino, Vicky; Solé (Piñeiro) y Ballina. Moncaleán contribuyó a mantener al
equipo en Segunda B, jugando además la fase de ascenso a Segunda A de 1993.

Campo
nº 1 de las Instalaciones de Sniace, 2 de septiembre 1990, primer partido de
liga de Segunda División B, Gimnástica 1 – Real Sociedad B – 3. 
Arriba:
Moncaleán, Tino, Nacho, Roncal, Preciado, Koldo. 
Abajo:
Solé, Vicky, Pablo, Ballina. Ramos.

Tras dejar el fútbol en activo, Agapito ejerció como entrenador del
equipo cadete del C. A. Perines, Rayo Cantabria, S. D. Velarde, Cultural de
Guarnizo y de nuevo S. D. Velarde.

Jugó con la Gimnástica 117
encuentros ligueros, todos de Segunda división B, desde 1990 a 1993, además de 7
partidos de la Copa
del Rey.

Leave a Reply

Your email address will not be published.