Síntomas preocupantes de una Gimnástica que en momentos es irreconocible.

Lo hemos bordado, hemos hecho el mejor inicio liguero en la historia del club (en nada más y nada menos que 109 años), el equipo ha demostrado que sabe, pero últimamente es irreconocible. Hay momentos en partidos que no es que no se esté a nivel, es que son tramos de partidos soporíferos.

Se ha pasado de una imagen seria, de equipo, de estructura bien montada desde el portero, de que parecía imposible que al equipo le llegasen, a ser un equipo vulgar en ocasiones, que no juega a nada y que se cometen errores de infantiles, con regalos imperdonables. Y no es cuestión de un solo jugador, ni de dos o tres, es cuestión de conjunto. Ayer falló Luis Alberto, pero otros días fallan otros. Pero hay errores graves, errores que cuestan goles, y en la mayoría de los 7 recibidos en liga han sido por regalos con lazo incluído.

Mi visión del partido de ayer fue la siguiente. Un Tropezón serio, bien colocado que aprovechó sus oportunidades. Estuvieron muchísimo mejor que ante el Racing “b”, sobre todo en el trabajo de sus atacantes. Les salió el partido perfecto, máxima efectividad de cara a puerta, en el campo donde más enchufados salen. En cambio la Gimnástica muy mal, arrastró los síntomas de partidos anteriores, mal juego, lentitud, indolencia en ocasiones y un posible mal planteamiento por parte de Chiri. Víctor Fernández debe de jugar siempre, al menos si queremos morder en el centro del campo. La pareja de medios en el medio no debe de ser nunca Chus-Siro, porque ambos necesitan al lado un jugador de corte defensivo que haga el trabajo sucio, si no es Víctor, que sea Luis Alberto. Siro mejoró muchísimo en la 2ª parte jugando por detrás del 9, siempre el campurriano da un plus, y contra más cerca de la portería mejor. Luego hay jugadores que deberían de liderar el proyecto que no están, Primo y sobre todo Maxi. Si, Primo lleva 9 goles y es pichichi, pero no es el delantero asesino del año pasado, seguramente siga arrastrando problemas en el tobillo y juegue con dolores. Luego el argentino no es ni la sombra del año pasado, no sé realmente si la culpa es exclusivamente suya, no se si es que Chiri plasma en el campo un estilo de juego donde Maxi no tiene protagonismo, o no sé porqué será, pero lo que tengo claro es que con el argentino algo pasa. Queremos al Maxi del año pasado que deslumbró al Malecón.

Echamos en falta al Primo y Maxi del año pasado, y en estos dos últimos partidos echamos de menos al bueno de Hugo Vitienes. Ayer durante el partido el subconsciente me traicionó, y en ocasiones pedía que le dieran la pelota a Hugo para que hiciese de las suyas. Su desborde, regate y rapidez con el balón en los pies es algo que en 3ª no hay, y la Gimnástica con Hugo es mucho mejor. La gran noticia para Barreda es que el expresso de Sierrapando vuelve.

También hay que decir que los partidos se marcan por detalles, y al igual que en otros encuentros hemos tenido suerte, ayer no la hubo ni pizca. El Trope en sus dos primeros disparos a puerta marca dos goles, y la Gimnástica falla tres imperdonables, sobre todo dos, la primera de Fer nada más empezar el encuentro con 0-0, y el mano a mano de Primo ante Iván con 0-1 en el marcador. Luego Primo falló otra con el empate, y la de Siro en un remate de cabeza. Detalles, fútbol. Pero sinceramente ayer la Gimnástica creo que no mereció puntuar, y el Trope si.

Lo mejor de todo esto es que miras la clasificación y ves a la Gimnástica con 7 puntos de ventaja, aún viendo tantas cosas mal, ¿algo habremos hecho bien no? Pues si, y mucho. Así que equipo, a corregir lo malo, quedarnos con lo bueno, y a seguir remando, que queda lo más bonito ¡¡leches!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.