¿Porqué tanto cambio de sistema en la R.S.Gimnástica?

Varios han sido los sistemas que ha utilizado Pablo Lago en las 10 jornadas de liga disputadas hasta el momento. Desde una defensa de 5 con 3 en el medio y dos referencias en el ataque, hasta 5 defensas, 4 en el medio y un solo punta, pasando por el 4-4-2 o el 4-5-1.

Voy entendiendo el porqué nuestro míster saca en ocasiones la defensa de 5, aunque dependiendo cómo se mire puede también ser de 3, todo depende de la disposición de los carrileros. Y es que para utilizar el habitual 4-4-2, es necesario que los laterales sean “buenos defensores”, y sabemos que en nuestro costado izquierdo no tenemos un lateral zurdo que su primera cualidad sea la de defender. Tanto Borja Docal como Fermín son jugadores de más ataque que defensa, lo que hace que un hipotético 4-4-2 la línea defensiva pueda cojear, lo que hace al míster sacar un central más y jugar con carrileros.

Pero claro, aquí sale otro problema, y es que los carrileros apenas están subiendo, y si ya de por sí sacamos 5 atrás, y “los bandas” suben poco, hace que nuestras arrancadas sean fáciles de defender para los equipos contrarios. Además, tanto con un 5-4-1, o un 5-3-2, no es que nuestros centrocampistas destaquen especialmente por su “fútbol”, por atacar ni por llevar el peso de un partido, siendo prácticamente todos de un corte más defensivo.

Lo que ha demostrado Pablo Lago es que cuando Primo y Nacho Rodríguez están bien, juegan juntos arriba. Pero claro, cuando uno de estos no ha podido salir de inicio por lesión es cuando varía el resto de líneas. Su confianza en estos dos jugadores es tremenda, y es que han demostrado mucha compenetración. Pero con poco gol, y es que en 10 partidos, entre nuestros 3 delanteros (Nacho, Primo y Barbero) solo suman un gol, un dato desalentador y que muestra el porqué estamos ahí abajo. Y no digo que sea solo culpa de ellos, es culpa de todos. Se llega poco y cada vez que lo hacemos perdonamos. Lo que no puede ser es que nuestro máximo goleador sea Rubén Palazuelos, un centrocampista de 35 años que además se ha perdido ya 4 partidos. Si queremos lograr la permanencia, a parte de seguir con esa solvencia atrás, necesitamos que nuestros delanteros marquen más goles, si no será imposible.

Yo, que sigo estando con el míster al 100%, le pido que cambie algo, que haga algo más ofensivo para que cuando recuperamos el balón, tengamos peligro. Quizá meter a un centrocampista de más calidad, que pueda crear algo de peligro entre líneas. Y sobre todo mantener un esquema, saber a qué jugamos y mantener un bloque, como hizo el año pasado. Una de las claves del ascenso fue que apostó por un 11, solidificó el bloque y a partir de ahí llegaron cantidad de victorias, el equipo jugaba de memoria. Si, evidentemente la segunda “b” es más difícil, pero creo que se necesita dar continuidad a 11 o 12 jugadores, asentando un estilo de juego y un esquema.

Necesitamos en momentos de partidos ser más valientes. Si en las 28 jornadas que quedan nuestro planteamiento es como el de Zubieta estamos condenados al descenso. Lo del pasado sábado puede servir para 4 o 5 partidos puntuales, pero para el resto la Gimnástica tiene que arriesgar más. Entiendo que con una defensa lenta, como la nuestra, no podemos adelantar al equipo 30 metros, pero quizá si meter centrocampistas más ofensivos, y sobre todo que nuestra linéa de medio campo no esté pegada a nuestros centrales, porque cuando recuperamos un balón, tenemos 10 hombres en nuestra frontal del área, con 70 metros por delante y un solo jugador arriba. Seamos ambiciosos, seamos más valientes, sobre todo en casa.

Dicha toda esta parrafada, agradezco a nuestros jugadores su compromiso y su entrega en los 10 partidos jugados, Debemos de estar orgullosos de ellos y seguir confiando en ellos a muerte. El domingo ¡¡a por el Mirandés!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.