Pablo Lago, gracias por devolver a la R.S.Gimnástica, a la categoría que nunca debió, ni debe abandonar.

El entrenador asturiano fue ayer destituído, en plena lucha por lograr la permanencia.

Pablo Lago Ballesteros, llegó a la R.S.Gimnástica a mediados de octubre del 2.017, pocos días después de la dimisión de Chiri. Cogió un equipo hundido, sin rumbo, quinto clasificado (empatado con el Sámano, sexto), a 6 puntos de los líderes Laredo y Tropezón. Consiguió 73 puntos en 28 jornadas, ganando 23 partidos, empatando 4 y perdiendo solo 1. Acabamos metiendo 9 puntos al Laredo, y 10 al Trope. Ganamos la liga en la última jornada cuando a casi nadie nos parecía que hubiese posibilidades de remontar un año que comenzó turbio.

Tocó el Mallorca «b» en la fase de ascenso y le ganamos por un global de 6-3, ascendiendo tras 5 tortuosos años en la 3ª cántabra. Tú fuiste el artífice por fin del ascenso, sin conocer a la plantilla, sin conocer la categoría y con una exigencia tremenda desde el primer día.

Para este nuevo curso creo que lo fácil hubiese sido no renovar, sabiendo que las posibilidades de permanencia iban a ser escasas. Aceptaste el reto, sabiendo que después de salir a hombros el 27 de mayo, eso se podía olvidar pronto en el Malecón si la cosa comenzaba torcida. Y así fue….

Está siendo una temporada complicada, y ha conllevado tu cese. Para mi injusto, aunque sabemos que en este deporte la justicia no existe. Sobre todo algunos no entendemos cómo se te puede echar, debiéndote a tí a todos los trabajadores dos meses (más lo que va de febrero). Pero esto es la Gimnástica…….

Que sepas, Pablo, que muchos, te estaremos eternamente agradecidos. De una categoría en la que hemos estado 5 años por una lamentable y negligente gestión, tú nos ascendiste, e intentaste lograr la permanencia. Ojalá que ahora Dani Mori pueda revertir la situación y deje a esta institución y sus socios donde merecen.

Gracias Pablo. Suerte.

Leave a Reply

Your email address will not be published.