La Tribuna de Manolo Haro: “El “síndrome de los filiales”, nos amenaza siempre.”

No es nuevo. Los filiales, es lo que tienen. O les pillas, o te cogen. Se ha demostrado siempre, con eso de que su principal objetivo es hacer buen fútbol y disfrutar, pero sin dejar de mirar hacia arriba, donde espera el salto de categoría al primer equipo, de canteranos y jóvenes en general.

Para ello, es imprescindible que desarrollen sus posibilidades con la tranquilidad que da que, si no ganan, no pasa nada. No es el principal objetivo, es decir, ausencia total de presión. Algo que pesa como una losa en los equipos necesitados. Como el nuestro.

Pero fíjense: ya nos visitó el filial a priori más potente y, en consecuencia, candidato a lo mejor. Y le plantamos cara. El 0-0 final pudo variar a nuestro favor, lo que quiere decir que estuvimos a la altura. Y que podemos y DEBEMOS seguir estando en citas próximas. ¡Ah, por cierto, el Athletic-B es el actual líder!

¿Les pillas o te cogen? Claro. Juegan sus cartas. Si se adelantan en el marcador activan sus tácticas de contraataque y si disponen de auténticas “balas”, como en el caso del filial del Eibar, te pueden coger hasta matar el partido.

Otra cosa es lo contrario, cuando aceptan desarrollar su “jogo bonito” en contra del marcador. Pero todo es especulativo. Sabemos lo caprichoso que es este deporte.

Una vez soltada esta “matraca”, quiero dejar claro que, para nada, debe cundir el pánico. Esto no ha hecho más que empezar y siempre mantengo que deben transcurrir 8-10 partidos para que las “maquinarias” empiecen a rodar en función de sus posibilidades y objetivos.

Es cierto que empezar bien, ayuda. Y mucho. Pero también lo es que si le damos un empujón de 3 puntitos, miren el salto a donde nos lleva.

Confiemos. Por lo menos y como buena noticia, ya hemos vuelto a casa “antes de Navidad”. Y eso debe ser un aliciente más para apoyar al equipo. Que la Gimnástica es mucha Gimnástica. Orgullosos tenemos que estar (y lo estamos) de ser la Decana del fútbol cántabro. Los resultados irán llegando, ya verán.

Antes de cerrar, dejo un aviso a navegantes. Y es que en las dos próximas semanas les voy a dejar tranquilos sin que ello suponga que me voy a olvidar de mi GIMNÁSTICA. Eso… ¡¡nunca!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.