La R.S.Gimnástica debe de tener memoria y no cometer errores que le traerían una fractura social importante.

Cuando a uno se le llena la boca de hablar de los valores, de la cantidad de méritos logrados no solo en el campo si no fuera de él, de jugadores como Mario Blanco o Siro del Barrio, lo hace porque un servidor tiene memoria. 

La misma memoria que uno tiene por los valores que algún ex-futbolista demostró, aunque esta vez al contrario. Y que aunque pasen décadas, algún jugador debe de estar eternamente agradecido a la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega, no solo por lo que ganó, si no por lo que se llevó crudo.

Me gustaría que la plantilla de la Gimnástica fuese buena, pero lo que más quiero, que todos los jugadores que vistan la blanzuquiazul no la hayan manchado nunca, y espero con toda ansia, si podrán mirar a la grada sin que la vergüenza les haga irse al vestuario con la cabeza abajo.

Solo pido memoria, y la vergüenza de no volver a donde no te quieren. El disgusto a decenas de socios podría resultar irreparable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.