La R.S.Gimnástica estaría fuera del descenso si no hubiese sido tan perjudicada a lo largo de la temporada.

Hasta en 4 encuentros el Club Decano de Cantabria ha sido claramente perjudicado por la labor arbitral, perdiendo puntos clave a la hora de luchar por la permanencia.

Cualquiera que simplemente lea el titular, y no haya visto la mayoría de partidos de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega dirá que es un simple pataleo de un medio, con una opinión partidista y con aires de forofo. Lo entiendo, a mí me pasaría igual.

Pero este medio, que desde hace 6 años lleva viendo todos y cada uno de los partidos que disputa este club, oficiales y amistosos, os sobrarían dedos de una mano para leer quejas externas sobre los fracasos de nuestra querida Gimnástica. No me gusta escudarme tras un fracaso en la culpa de los demás, pero creo que en este caso, es hora de gritar “¡¡basta!!” y expresar una serie de hechos que han ido ocurriendo.

Por empezar, invitaría a cualquiera a que me dijese en qué partido la Gimnástica ha sumado un punto por una ayuda arbitral. No hay un solo encuentro donde este equipo haya sumado un punto que haya sido de una manera injusta por una equivocación de los colegiados. Ni un sólo punto. Ayer lunes en la tertulia semanal que hacemos en Facebook Live, hablando de este tema, el bueno de Diego Martínez comentó que quizá el penalti pitado a nuestro favor ante el Gernika con el cual ganamos 1-0 en la jornada 7ª pudo ser riguroso. Puede ser, pero pocos minutos antes se anula un gol a Hugo Vitienes completamente legal, sin discusión, donde incluso nadie del conjunto vasco protestó la acción y donde el gol debió subir al marcador, y acabar con 1-0 de igual manera. A parte de esta puntualización, los 29 puntos que suma en el casillero la Gimnástica, son 29 puntos logrados a base de sangre y sudor, y mucho trabajo, con ni una sola ayuda.

 

En cambio, hay hasta 4 partidos donde claramente, sin discusión alguna por nadie, la Gimnástica ha sido perjudicada y ha perdido muchos puntos. Por orden, en la 3ª jornada ante el Tudelano, con 1-1 en el marcador, penalti clamoroso a Cristian en el momento del remate en un balón aéreo que no se pita, y donde pocos minutos después marca el Tudelano dejándote sin puntuar. Pasamos a la 6ª jornada, en Sarriena ante el Leioa, donde con 1-1 expulsan a Cagigas por una carga legal, en la roja más absurda que he visto en un campo de fútbol en mi vida. La Gimnástica estaba haciendo un partidazo, dominando y llegando, donde poco después el Leioa marcó el 2º gol, pasando a otra nueva expulsión a Palazuelos. Poco después, en la jornada 9ª en el Malecón ante el Logroñés, donde se nos pita un penalti en contra que es falta en ataque del jugador riojano. Marcan. En cambio una jugada dudosa en el otro área en un penalti a Barbero no se mide con el mismo rasero. Perdimos 0-1 un partido dominado y donde merecimos ganar claramente. Y el colmo fue lo del domingo en Estella, con 3 goles anulados, donde seguro dos son legales, más dos manos a manos con el portero en situaciones dudosas, viendo el arbitraje más desafortunado que he visto en 33 años. Hasta gente del Izarra reconoció que fueron muy beneficiados por la labor arbitral.

Todo esto sin contar partidos con acciones dudosas o discutidas, relatando solamente 4 partidos con errores claros y manifiestos. Sumemos el gol con la mano del Racing en el Sardinero, aunque es más discutible el resultado final ya que debimos jugar con un hombre menos desde la media hora. O el posible penalti hace 10 días a Palazuelos ante el Arenas. Como describo en la tabla superior, así es cómo estaría la zona baja si el penalti a Cristian en Tudela se pita, se marca y ganamos. Y solamente más, contando la victoria del domingo en Estella, que no se dió porque un árbitro y dos asistentes no quisieron. Obvio los posibles puntos que hubiésemos ganado en Leioa y ante el Logroñés, ya que quedaba mucho partido por delante. Solo sumo los puntos y goles en el tramo final en Tudela y Estella, nada más. Así estaría la clasificación en la zona baja, creo que es palpable la diferencia.

Siempre, o casi siempre, los equipos suben o bajan a lo largo de una temporada por méritos propios. Si este año la Gimnástica baja por menos de 4 puntos, será un descenso al que habrá que sumar culpables, es así, muy claro. Esto no se trata de hacer un pataleo, ni de llorar por las esquinas, se trata de describir los hechos que ha sufrido un club con 111 años de historia, con casi 2.000 socios y con una ciudad detrás. Y sobre todo el trabajo de unos futbolistas, que a parte se juegan mucho en sus carreras profesionales, donde un supuesto descenso les puede truncar muchas ilusiones.

Y no hablo de complots, ni confabulaciones, hablo de errores palpables y demostrables.

¡¡Basta ya!! ¡¡No me deis, pero tampoco me robéis!!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.