La R.S.Gimnástica de nuevo se inmoló en un partido que no comenzó a competir hasta el minuto 70 con 0-2 en el marcador.

Nueva derrota de los de Pablo Lago ante equipos de la zona baja.

No esperábamos una Gimnástica tan poco ofensiva y previsible ante el Durango en nuestra casa. Y es que como bien dijo el central Cristian en rueda de prensa: “tiramos la primera parte”. Y creo que en la situación que llegábamos a este partido y con el rival que teníamos en frente, no podíamos permitirnos esperar a ir 0-2 en el marcador para ir de verdad a por el partido.

Hay datos preocupantes, y es que habiendo jugado ante 8 de los 9 equipos que están en la mitad inferior de la tabla clasificatoria, solo hemos ganado a uno, el Gernika, habiendo perdido ante 3 de los 4 equipos que están en descenso. Además, hemos jugado en el Malecón ya ante 5 de los 6 últimos, con lo que habrá que visitar a todos estos equipos en la segunda vuelta.

Yo, que sigo estando con nuestro entrenador a muerte y confío ciegamente en él, no entiendo cómo sigue sin salir a ganar desde el principio ante los equipos de la zona de abajo en nuestro feudo, y especulamos dejando pasar los minutos, “a ver qué pasa en la recta final”. Ante Amorebieta, Vitoria, Izarra o Durango había que haber apretado muchísimo más desde el principio, y no esperar a que los minutos se nos echasen encima.

Para colmo este próximo fin de semana se enfrentan entre sí 8 de los 10 equipos que están en la mitad inferior de la tabla clasificatoria, visitando el 20º al 15º, el 19º al 12º, el 18º al 11º y el 17º al 14º. Jornada donde muchos rivales directos sumarán y donde nosotros visitamos al 2º de la liga, el Barakaldo.

Nadie dijo que iba a ser fácil, ¡¡apretemos los machos!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.