La Gimnástica cerró el 2.016 con una gran victoria ante el siempre difícil Rayo Cantabria.

La Gimnástica de Torrelavega cerró este 2.016 con un partido completísimo ante un equipazo como el Rayo Cantabria. Los de Chiri continúan con su progresiva mejoría y demostraron ante el conjunto delfín lo bien trabajados que están y una de las claves que les puede llevar al éxito, el trabajo en equipo.

No recuerdo nunca un partido tan superior de la Gimnástica ante el Rayo Cantabria. Y como siempre me gusta comparar, y tirar de datos……En el año que dirigió al equipo Loza se empató a cero, en el primero de Raúl se empató a uno con gol en el descuento, obra de Platero, y el año pasado se venció 0-2. Nunca recuerdo a una Gimnástica tan sólida en San Román, y eso que comenzamos perdiendo. En estos años solo ha habido una remontada con estas características, fue hace 3 temporadas, cuando en el Malecón el Vimenor se adelantó con gol de Quino, y después 4 goles de la Gimnástica certificaron una remontada con goleada, con goles de Siro, Pascua y doblete de Lipe.

Y eso que el sábado nos plantamos en San Román con bajas muy importantes, sin uno de los mejores larterales zurdos de la categoría, Zalo. Y sin los mejores centrocampistas de la 3ª, Siro y Luis Alberto. El equipo no lo notó ni un ápice, y demostraron pese al gol del Rayo en el minuto 2, saber y remontar un partido a base de muchísimo trabajo y sobre todo mucho fútbol. Las ayudas en defensa fueron claves, con Hugo por una banda y con Montiel por la otra, son dos laterales más a la hora de defender. Chus del Prado dio buenos minutos de fútbol, en muchas ocasiones se situaba entre los centrales para iniciar el juego del equipo, y se notó. Nacho se sigue ganando ser titular en este equipo, en cada oportunidad que tiene, lo demuestra. Primo no marcó, pero se dejó la vida para que el resto de compañeros lo harían. Héctor de menos a más, acabó muy bien el partido, necesita más minutos. Y qué decir de Hugo ¿no? Firmó un poker, dos goles y dos penaltis provocados, no hace falta decir nada más.

Para mi lo más importante del partido fue el carácter del equipo, el saber estar y no ponerse nervioso tras comenzar el partido perdiendo. Y la remontada no se presentaba nada fácil, mucho frío, mucha niebla, y un equipo enfrente duro y con calidad. Los de Chiri no se pusieron ni un minuto nerviosos, jugaron tranquilos, sin presión, y a base de mover el balón rápido de un lado al otro ahogaron a un Rayo Cantabria desquiciado, que no logró crear apenas dos ocasiones de gol, y les costaba mucho llegar al área contraria. Evidentemente jugar con uno menos te lastra, pero la ingenuidad de Josito autoexpulsándose fue clave. Creo que cuando la Gimnástica juegue así será practicamente imparable, pero eso depende de los jugadores, de su motivación e implicación, calidad tienen de sobra, ahora solo queda demostrarla cada semana.

Cerramos un 2.016 duro, en una mitad entrenado por un Raúl Pérez que firmó una racha final que nos llevó al fracaso absoluto en liga, dilapidando una ventaja enorme, y cayendo en la fase de ascenso ante un Mutilvera que era inferior en cuanto a calidad en sus jugadores. En la siguiente mitad de año dirigidos por Chiri, no tan irregulares, pero si demostrando en ocasiones dos caras, una la del equipo seguro, fiable y rocoso, en otra uno nervioso, con poco fútbol y dubitativo. Me quedo con la Gimnástica que vimos ante el Castro y ante el Rayo, la del equipo que se levantó del duro palo de Laredo y que no le ha temblado el pulso al tener al Trope a 3 puntos. Esta es la Gimnástica que quiero ver para el inicio de 2.017, la que nos lleve al campeonato, porque no concibo ascenso sin ganar la liga, pero veremos, el camino es largo, duro y en ocasiones seguro que vuelven la críticas, cosas del fútbol.

A la vista un nuevo año, el 2.017, espero que sea nuestro año……

Leave a Reply

Your email address will not be published.