La Gimnástica ayer rozó la vergüenza en uno de los peores partidos de su historia moderna.

Casi mil valientes aguantaron ayer sin irse, pese a lo que estaban viendo y sufriendo en el Malecón.

Lo hemos dicho una y mil veces, puedes perder, incluso contra equipos muy inferiores a ti, lo que no se puede dar es la imagen de ayer. Caímos 0-3 y lo mejor fue el resultado, porque futbolísticamente pudieron meternos «una manita», y sin exagerar.

¿La explicación? Pues muy difícil de encontrar…… pero que muy difícil. Además no podemos salvar a nadie, no recuerdo a un solo jugador que haya estado a la altura, desde el portero al delantero centro, desde el número 1, hasta el último suplente que participó. Nadie se salva del ridículo de ayer, absolutamente nadie, ni siquiera, por supuesto, el entrenador, máximo responsable en lo bueno, y de lo malo.

Por tirar de memoria, recuerdo nuestra última participación en Copa del Rey, fue hace 3 años ante el Lealtad, en posiblemente la plantilla más barata de la historia del club en uno de los peores momentos sin duda, la alineación fue: Manu; José Luis, Camus, Mario, Rafa; Vitienes, Siro, Chus, Cristian; Miguelín y Platero, entrando en el descanso Guiller. Posiblemente estos 11 jugadores hoy serían los peores pagados de la plantilla, y futbolísticamente (sobre el papel) pocos hubiesen sentado ayer a alguno de los que Chiri sacó en el campo. Pues aquel día ante el Lealtad de 2ª «b» perdimos solo 1-2 y haciendo un señor partido y habiendo empezado la pretemporada más tarde que este año.

Sin ir más lejos el año pasado encarrilamos el curso con 10 victorias en las 10 primeras jornadas, con partidos espectaculares. En teoría hemos mejorado la plantilla, repito, en teoría. Desde luego que en cuanto a lo económico si, mucho más cara, y eso hay que demostrarlo en el campo. Pero ayer hicimos el ridículo, y esto en el Malecón, vistiendo la camiseta de la Gimnástica no se puede tolerar, al igual que el entrenador, no se debe de permitir que tu equipo juegue así……máximo responsable, (no único).

Desde el presidente, al director deportivo, pasando evidentemente por el entrenador y acabando por los 18 futbolistas de la plantilla. Hay que espabilar, porque esto no se debe de permitir. Los síntomas no eran buenos, desde el partido en San Román, pasando por el malísimo juego ante el Laredo. No se dan dos pases seguidos, no se presiona arriba, no se defiende bien, no sabemos defender los córners, y ni siquiera en los que sacamos creamos peligro (aunque se hayan metido 2 goles en 2 jornadas).

El resultado de todo esto es la resignación, porque ayer ni siquiera el público pitó. Esto hace 10 años se hubiese escuchado la pitada desde Suances, y ayer ni eso, la gente salía desencantada y medio resignada. Esto es lo peor. Quiero que este equipo ilusione, porque tienen fútbol para hacerlo. Hora de encontrar y corregir los errores, trabajar, volver a trabajar y sacar esta situación adelante por todos los integrantes del club, y sobre todo por esa afición que ayer aguantó los 91 minutos de partido sin marcharse, porque razones tuvieron para irse a casa al descanso.

El sábado a dejarse los …… en Guarnizo, no queda otra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.