Julio Engonga nos da su opinión tras el derbi cántabro.

Pocos eran los que pensaban que vendríamos de Santander con algo positivo en forma de puntos y en verdad no se equivocaron. Lo cierto es que aparte de goles ilegales, tanganas, penaltis no pitados, etc 1-0 nos ganaron…pero ¡¡vaya exhibición que dimos!!

Les obligamos a «jugar su peor partido del año» según la prensa (exhibición defensiva) «no nos metimos atrás en la 2ª parte, nos metieron…nos dominaron» dijo su entrenador (exhibición ofensiva). Eso lo hizo una plantilla de 200.000€.

Claro que no tuvimos oportunidades claras, tiros a portería, algún «Uyyyy» ojalá se consigan goleadas, pero este equipo sacó muchos córners y jugó de tú a tú al favorito al ascenso, competimos y lo buscamos hasta que pudimos. Eso si, la mayor exhibición fue en los aledaños y en las gradas. La tribuna sur del sardinero era El Malecón. Más de una vez me dieron ganas de llorar de la emoción de ver familias con sus bufandas blanquiazules, papás y mamás con sus hijos, incluso de meses, vestidos de gimnásticos.

Los 2000 estuvimos gritando, cantando, animando a nuestra Decana. Dando ejemplo de cómo se puede defender a un club sin perder el respeto al rival. Sabemos que somos grandes por muchas cosas, pero lo ocurrido el domingo en las gradas aun nos hace más grandes. Miraba a derecha e izquierda y me sentía orgulloso de ser Gimnástico, orgulloso que mi padre me lo metiera en vena.

Por cierto, este fin de semana viene el Durango. ¿Alguien duda que el equipo no dará la cara y sacaremos el partido adelante ayudándose de nuestro apoyo? ¡Yo no! Por eso ni hablo de ello, no estoy preocupado.

¡¡Hasta el final, Gimnástica!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.