De nuevo, Tomás Bustamante se pasa por alto lo firmado por 285 socios de la R.S.Gimnástica.

Bajo mi punto de vista, es bastante obvio la tomadura de pelo que se está haciendo a los estatutos de la R.S.Gimnástica , y no es la primera vez.

Si va venimos de un precedente, donde hace poco más de un año no se celebró una asamblea, pedida por varios socios y firmada por más del 10% de los mismos. Volvemos a ver cómo con más de ese 10% no se lleva a cabo lo que se pide, y por lo que la actual junta directiva está obligada a cumplir, ya que como en esa recogida de firmas decía bien claro: «Debate y aprobación, si procede, de la convocatoria de elecciones con su correspondiente calendario electoral».

Los actuales mandatarios, modifican lo pedido y obligado, llevando a la siguiente asamblea este punto, entre otros: Debate sobre la conveniencia de la petición de “convocatoria de elecciones a la presidencia del club con su correspondiente calendario electoral”.

Es una ilegalidad, ya que según los estatutos, hay que llevar a cabo la petición de ese más de 10% de firmas. La directiva no puede juntar una asamblea ordinaria con otra extraordinara, ya que lo que piden esos 285 socios, es una asamblea con un único punto en el orden del día. Los estatutos hablan bien claro que el máximo órgano del club, es la Asamblea General.

Todo, demorado en demasía en el tiempo. Desde ese 12 de mayo donde se recogen las firmas y se entregan el lunes 13. Hemos pasado por un periodo donde se pide ayuda a la Federación Cántabra. El comunicado escrito no llega, pasando posteriormente a reconocer que no será por escrito. Todo a través de llamadas de teléfono, sin ningún tipo de comunicación hacia el socio. Desde ese lunes 13 que se presentaron las firmas con ese punto muy claro en el orden del día, han pasado 13 días hábiles hasta convocar una simple asamblea, el pasado jueves 30. Prácticamente 3 semanas de demora, cuando todo se podía haber hecho mucho más rápido.

Ese jueves 30 se publica en la web del club toda la información de la asamblea del día 13 de junio. Para que el día siguiente, el viernes 31, se modifique con una sensación chapuza histórica. Otra más. Y según el señor presidente en Radio Studio: «Hubo un error en el envío del correo electrónico al jefe de prensa. En vez de enviarle el bueno, le he enviado el previo que le envié al director general. Y en vez de mandar al jefe de prensa el que corrigió el director general, le envié el primero, simplemente por eso. De hecho nos hemos dado cuenta hoy, porque un compañero tuyo me ha llamado hoy al mediodía y me ha estado contando que juntábamos asamblea ordinaria con extraordinaria, y le he dicho que no, que no podía ser, y me ha dicho que si, que la tenía delante. Y así nos hemos dado cuenta.»

No hay absolutamente nada por donde cogerlo. Absolutamente nada. La sensación de banda de Pancho Villa sigue siendo triste, muy triste. Y vuelvo a recordar, la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega pertenece a sus socios, no a uno, ni a dos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.