Cuando no se logra hacer un gran juego, lo importante al menos es ganar los 3 puntos.

Es imposible cada semana lograr un gran juego, o dominar un partido de principio a fin, y más cuando con el paso de las jornadas te enfrentas a equipos que se juegan tanto o más que tú.

Eso pasó el sábado ante el Meruelo, que ni la Gimnástica tuvo su mejor tarde, y que su rival hizo muchas cosas bien, poniendo en aprietos al líder. Cierto es que por ocasiones los torrelaveguenses pudieron sentenciar el partido mucho antes, pero al dejar el partido abierto hasta el final hizo que los de Jano se creciesen en los últimos minutos y diesen algún susto al “gallo” de la categoría.

Pero ahí va la Gimnástica, con paso firme, aun no haciendo su mejor partido logra la victoria, que al final es lo que importa. Es difícil ganar en estos campos, y es donde realmente se ganan las ligas. Los de Chiri van mostrando regularidad, y ambición, los ingredientes básicos para llevarse una liga disputadísima.

Por el momento son 7 de 7, pero la liga es larga, y como bien dice Siro cada vez que habla, “las notas en junio”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.