Crónica y fotos del R.S.Gimnástica 1 – C.D.Mirandés 0. Patrocinada por Piensos Barreda.

Victoria de la Gimnástica con un tanto de penalti en el tramo final ante el que era el mejor equipo de España a domicilio, lo que le hace al cuadro torrelaveguense salir de los puestos de descenso directo.

Alineación de la R.S.Gimnástica: Alex, Fer, Bardanca, Camus, Luís Alberto, Cusi, Vitienes (Alberto, 87´), Palazuelos, Primo (Nacho, 70´), Víctor y Diego Rozas (Fermín, 70´).

Alineación del C.D.Mirandés: Limones, París, Kijera, Melli, David Prieto (Miguel Díaz, 84´), Romero, Yanis, Hugo Rama, Claudio (Matheus, 66´), Cerrajería y Ernest (Álvaro Rey, 60´).

Dirigió el encuentro el árbitro del colegio vasco, Aimar Velasco Arbaiza, que amonestó a los gimnásticos Primo y Bardanca. Y a los rojillos Rey, Prieto, Melli y Rama.

Gol: 1-0 Borja Camus p. 84´.

A disputarse la 11ª jornada de liga en el Malecón en un horario nada habitual para la parroquia torrelaveguense, jugándose a las 12:00. Urgencias en la Gimnástica sobre todo en cuanto a puntos, ya que los escasos 6 conseguidos hasta el momento, hace que los partidos venideros obliguen a sumar al cuadro dirigido por Pablo Lago.

Enfrente evidentemente un rival muy potente, siendo el Mirandés el mejor equipo de España a domicilio, habiendo ganado 4 partidos, más un empate, en las 5 salidas lejos de Anduva.

Novedades en la convocatoria de Pablo Lago, siendo el portero Adrián Peón el único lesionado, con Cristian sancionado, quedándose también fuera Borja Docal y Mati por decisión técnica. La “sorpresa” era la 1ª citación del joven Dani Salas después de superar una rotura en un dedo de un pie, lo que le ha impedido hasta el momento debutar en partido oficial.

Se guardaría un respetuoso minuto de silencio en el Malecón tras el fallecimiento de Catalina Maté San Miguel, madre de los ex-jugadores gimnásticos Vicente, Julio, Óscar y Rafa, y abuela de Igor y Joshua.

 

La primera ocasión de gol se produjo en el minuto 2. Falta lateral botada por Borja Camus y Cusi, de espuela, conecta un fantástico remate que se va lamiendo el poste (imagen inferior).

Los primeros compases del encuentro transcurrieron con un claro dominio del esférico por parte del Mirandés que no se traducía en ocasiones de gol, y de una Gimnástica replegada en su propio campo esperando el fallo del rival para robar el balón y salir con velocidad.

En el minuto 8, Ernest estuvo a punto de marcar para el quipo burgalés tras un error defensivo dentro del área de los zagueros gimnásticos. En la siguiente jugada, tras un córner botado por Borja Camus, a punto estuvo Luis Alberto de marcar el primer gol del encuentro con un remate a la media vuelta en el área pequeña.

Continuaba apretando el Mirandés y en el minuto 12 Yanis, llegando desde atrás, remató un servicio desde la izquierda de Ernest al que respondió Alex Ruiz con una mano espectacular cuando el balón se colaba pegado a la cepa del poste.

En el minuto 16, Claudio Medina recibe un gran pase entre los centrales blanquiazules y consigue superar con un toque sutil a Alex Ruiz, pero en el ultimo instante despeja Luis Alberto bajo los palos.

El acoso por parte del equipo visitante era abrumador especialmente por el costado derecho, gracias a las acciones de un eléctrico Ernest que se movía con mucho peligro por las inmediaciones del área.

En el minuto 19, gran ocasión para la Gimnástica. Primo, en una acción repleta de casta, roba el balón a la defensa visitante. Su disparo lo rechaza Limones y el balón le cae a Rubén Palazuelos en la frontal del área. Éste, sin pensárselo dos veces, conecta un potentísimo disparo que se marcha rozando la escuadra (imagen superior). Despertaba de su letargo la grada con esta acción de los locales, que no conseguían pasar del centro del campo para generar acciones de peligro.

Cuando apenas quedaban cinco minutos para finalizar la primera parte, Luis Alberto comete penalti sobre uno de los delanteros visitantes. Yanis dispara, y Alex Ruiz detiene la pena máxima (imagen inferior) desatando la alegría en las gradas. Tremendo el paradón del cancerbero francés, que daba alas a su equipo con una meritoria intervención.

En el tramo final del primer periodo la Gimnástica reclamaría penalti sobre Primo, cuando un defensa visitante se colgaba literalmente sobre él. El no castigo del colegiado desató las críticas del público torrelaveguense, y de los jugadores blanquiazules. En la imagen inferior se observa a Primo rematando desequilibrado momentos después de la acción anteriormente descrita.

En el minuto 44 gran estirada de Limones para salvar la falta lateral sacada desde la banda izquierda por Borja Camus, que apunto estuvo de sorprender al guardameta burgalés.

Ya en la segunda parte, fue el Mirandés por mediación de Yanis el que dispuso de la primera acción de peligro con un disparo desde la frontal del área que atajó el guardameta blanquiazul con los puños.

La Gimnástica comenzó a sacudirse tímidamente el dominio del rival, jugando algo más en campo contrario y alejando a los delanteros rivales de su portería.

En el minuto 60, la mejor ocasión de todo el encuentro. Pared en la frontal del área entre Primo y Hugo Vitienes. El de San Pantaleón de Aras, con un sutil taconazo, habilita a Hugo Vitienes para que fusile a Limones, pero su disparo lo repele el guardameta visitante con una gran parada a bocajarro (imagen inferior).

En el minuto 70 se produjo una gran pitada hacia el banquillo local. Pablo Lago optó por retirar del terreno de juego a Primo, que estaba siendo uno de los jugadores más destacados. La decisión no sentó nada bien en la grada ni al propio protagonista, que se marchó visiblemente enfadado.

El partido entró en una fase de letargo que acusaron ambos equipos, no produciéndose ninguna acción destacable a nivel ofensivo durante varios minutos. El reloj corría a favor de la Gimnástica, que veía cada vez más cerca el empate ante un gran equipo.

Y cuando todo parecía indicar que el resultado final iba a ser un empate, penalti a favor de la Gimnástica tras una mano clamorosa de Melli. Borja Camus, engañando completamente a Limones, anotó la pena máxima ante la alegría todos los aficionados gimnásticos estableciendo así el sorprendente 1-0 en el marcador.

No hubo tiempo para más. El colegiado decretaba el final de un encuentro en el que la Gimnástica se defendió con uñas y dientes para conseguir la segunda victoria de la temporada ante uno de los equipos más potentes de toda la segunda b. Un punto de inflexión, sin duda, para encarar los próximos compromisos y para dotar de moral y de optimismo a plantilla y afición.

Leave a Reply

Your email address will not be published.