Comunicado del grupo de socios encabezado por Siro del Barrio, acompañado del informe que les legitima.

A todos los socios, simpatizantes, medios de comunicación y autoridades,

Debido a los recientes comunicados del presidente de la FCF y a las afirmaciones que contenían, nos vemos en la obligación de desmentir y aclarar lo que en ciertas partes de la misma se afirma:

  1. Que Siro del Barrio y el grupo que representa valora como poco serio, y va en detrimento de nuestro club y de las instituciones del futbol en general, que algo solicitado por el club más antiguo de Cantabria se comunique a través de una red social, por una cuenta personal y sin aportar un informe, sino tan sólo unas valoraciones personales. Que ni Siro del Barrio ni nadie de su grupo ha reconocido nunca que la petición avalada por 285 firmantes fuera contraria a ley, dado que solo proponen el debate y la aprobación por parte de la Asamblea General, órgano soberano y máximo de representación del club. Que la Real Sociedad Gimnastica de Torrelavega es una asociación deportiva en donde el futbol es la actividad principal, pero en donde se podrían practicar otras muchas, adscritas a las respectivas federaciones (artículo 3 de los estatutos) siendo lógicamente la ASAMBLEA GENERAL la que acordara la creaciones de nuevas secciones. La RSGT se adscribe a la FCF en la actividad deportiva de futbol, basándose su funcionamiento, a la LEY 2/2000 del Deporte.
  2. A este grupo le parece exageradamente grave, como reconoce el presidente de la federación, que desde el club se tramite a la federación una pregunta por parte de los socios sin contener la veracidad de la misma, y desde luego, entiende que se ha intentando tergiversar y ensuciar lo solicitado.
  3. Que si esto no es competencia de la FCF, tal y como se desprenden de las palabras del señor Pelaez en su Twitter, no se comprende por qué se ha venido esperando estas semanas/meses a una resolución.
  4. Que el informe que este grupo adjunta y que expuso a los socios hace un mes le da la razón y confiere a la asamblea general la potestad de convocar las elecciones y adelantar el calendario electoral.
  5. Que hace algo más de dos años, el actual presidente del club, el señor Tomas Bustamante, utilizó la figura del adelanto electoral que ahora niega, junto con un “informe “ de la FCF solicitando en Asamblea General Extraordinaria el 27 de abril de 2017 un adelanto de elecciones y calendario electoral. En dicha asamblea, se le preguntó a los asistentes que decidieran un posible adelanto electoral. Dicha votación fue positiva al planteamiento y, como resultado de la votación y de lo acordado por la ASAMBLEA GENERAL, el presidente ejecutó la voluntad de dicha asamblea. Que el número de socios que se dieron cita en esa asamblea fue inferior a 100, bastante menos que los que solicita ahora la convocatoria y la votación de la misma. Que la razón esgrimida entonces por el presidente y su junta directiva fue que los empresarios que pondrían el dinero en caso de ascenso exigían que fueran ellos los que estuvieran a cargo del club, algo que finalmente no se produjo.

Por todo esto solicitamos de nuevo, también por escrito a la RSGT, la convocatoria de la Asamblea General Extraordinaria a la mayor brevedad posible para no perjudicar al club como se está haciendo, y que sean los socios los que decidan su futuro.

El retraso en esta decisión, tal y como se vio en la última asamblea, denota, como apuntó nuestro presidente, cierto “secreto” sobre lo que está pasando en el club.

Informe realizado por Juan Luis Fernández-Prieto González:

Análisis que realiza el letrado que suscribe a petición de un grupo de socios de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega (RSGT).

 

1.- ANTECEDENTES

Mediante escrito presentado el 13 de mayo de 2019, 285 socios de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega, qué representan el 17% de los socios con derecho a voto, instan a la Junta Directiva de la asociación a convocar una Asamblea Extraordinaria con un único punto del orden del día: “Debate y aprobación, si procede, de la convocatoria de elecciones a la presidencia del club con su correspondiente calendario electoral”

La sociedad convocó el 30 de mayo a través de su presidente, la celebración de la Asamblea Ordinaria a celebrar el 13 de junio a las 20:00 hs, con el siguiente orden del día:

Lectura y aprobación del acta anterior

Informe del Presidente

Presupuesto temporada 2019/2020

Campaña de socios 2019-2020, aprobación si procede.

Debate y aprobación sí procede, de la convocatoria de elecciones a la presidencia del club con su correspondiente calendario electoral.

Ruegos y preguntas.

 

Sorpresivamente el 31 de mayo, sin mayores explicaciones, la sociedad a través de su Presidente, deja sin efecto la convocatoria anterior a Asamblea General Ordinaria y acto seguido, convoca una Asamblea Extraordinaria para el mismo día 13 de junio a las 20.00 h., modificando también el orden del día:

Lectura y aprobación del acta anterior

Informe del Presidente

Exposición avance del Presupuesto temporada 2019/2020

Presentación Campaña de socios 2019-2020 y votación de sus cuotas.

Debate sobre la conveniencia de la petición de “convocatoria de elecciones a la presidencia del club con su correspondiente calendario electoral.

Ruegos y preguntas.

 

2.- CUESTIONES QUÉ SE PLANTEAN AL ANÁLISIS JURÍDICO

Cualquier análisis jurídico parte de los límites que impone el artículo 9 de los Estatutos de la RSGT, en cuya virtud los derechos de los socios pasan por: “Exigir que la actuación del Club se ajuste a lo dispuesto en la Ley de Cantabria 2/2000, de 3 de julio, del Deporte, normas legales y reglamentarias vigentes en materia deportiva en la Comunidad Autónoma de Cantabria y a las disposiciones estatutarias específicas”.

Es decir, la solución de cualquier controversia pasa por los Estatutos de la Sociedad, la Ley del Deporte de Cantabria y su Decreto de desarrollo. Y en lo tocante al derecho fundamental la Ley Orgánica 1/2002 de Derecho de Asociación.

2.1.- Legitimación de los socios para convocar a la Asamblea General

Está recogido expresamente en el artículo 14 de los Estatutos de la RSGT, en ellos se dice:

“La Asamblea General será convocada por el presidente, por iniciativa propia, a instancia de la Junta Directiva o al menos el diez por ciento de los socios con derecho a voto:

1.- La Asamblea General se reunirá con carácter ordinario al menos una vez al año para tratar las siguientes cuestiones:

  1. a) Memoria, liquidación del presupuesto, balance del ejercicio, rendición de cuentas y aprobación si procede.
  2. b) Presupuesto para el ejercicio siguiente.
  3. c) Proyectos y propuestas de la Directiva
  4. d) Proposiciones que formulen los socios y que deberán ir firmadas, al menos por el cinco por ciento de los mismos. (…) Es decir, la facultad de instar la convocatoria del órgano supremo de la asociación depende tanto del Presidente, como de la Junta Directiva o de un número significativo de socios. El hecho de que la convocatoria deba hacerse a través del Presidente, no significa en modo alguno que éste pueda prescindir del orden del día que le viene impuesto, bien por la Junta Directiva o, en este caso, por un número significativo de socios.

En este sentido, no podemos olvidar que tal previsión estatutaria no es más que un reflejo de lo establecido en el artículo 12.b) de la LO 1/2002 del derecho de asociación, en cuya virtud:

“Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 11.3, la Asamblea General se convocará por el órgano de representación, con carácter extraordinario, cuando lo solicite un número de asociados no inferior al 10 por 100”

Los socios pueden plantear cualquier cuestión acerca del régimen de funcionamiento, sin que pueda razonablemente excluirse la decisión acerca de la convocatoria de elecciones, en mayor medida cuando, tal y como vamos a ver, al Presidente de la RSGT le ha de elegir la Asamblea General.

Los Estatutos de la RSGT solo refieren a la designación del Presidente, cuando en su Artículo 13, relativo a la regulación de la Asamblea General como órgano supremo de gobierno del Club Deportivo Básico, manifiestan:

“con independencia de la composición y funcionamiento de la Asamblea que se establecen en el presente artículo, la elección del Presidente y demás cargos directivos del club, bien en candidatura cerrada o abierta, se llevará a efecto mediante sufragio personal, directo y secreto de todos los socios con derecho a voto”

Pudiera surgir la tentación de interpretar que ese proceso electivo es ajeno a la Asamblea, pero eso no es así, de hecho, el artículo 94 del Decreto 72/2002, de 20 de junio, de desarrollo general de la Ley 2/2000 de 3 de julio, Cántabra del Deporte, a cuya regulación se remite el artículo 9 de los Estatutos de la RSGT , establece entre las funciones de la Asamblea General de los Clubes Deportivos Básicos como es el caso que nos ocupa las siguientes:

  1. a) Elegir Presidente, y, en su caso, Junta Directiva mediante sufragio personal, libre y secreto.
  2. b) La aprobación o modificación de los Estatutos y demás normativa interna del Club
  3. c) Aprobar la moción de censura al Presidente, y, en su caso a la Junta Directiva

Los Estatutos no contemplan causas específicas de separación ni cese del Presidente, es más el artículo 20 de los Estatutos de la RSGT, ni tan siquiera establece una duración forzosa del mandato del Presidente, limitándose a afirmar que:

“El mandato del Presidente tendrá una duración máxima de cuatro años, pudiendo ser reelegido”

Consecuentemente nada impide que la Asamblea General pueda promover unas nuevas elecciones antes de agotar un periodo obligatorio, al ser “Todos los cargos directivos son removibles y elegibles”. Qué no es sino la misma regulación que establece el artículo 95 del Decreto 72/2002, de 20 de junio, de desarrollo general de la Ley 2/2000 de 3 de julio, Cántabra del Deporte, donde tampoco se contempla una duración imperativa del Presidente en el cargo, ni tampoco causa alguna de separación.

2.2.- Consecuencias de la Modificación del Orden del Día. Al haberse alterado el orden del día de la Asamblea, en cuanto a la solicitud propuesta por un número de socios superior al 10%, qué duda cabe qué de no rectificarse, el Presidente habría infringido los Estatutos de la RSGT en su artículo 14 y el artículo 12.b) de la LO 1/2002, de 22 de marzo,

El Tribunal Constitucional se ha pronunciado en diferentes sentencias favorable a estimar parte del contenido esencial del derecho de asociación reconocido en el artículo 22 CE, el derecho del asociado al cumplimiento de los estatutos por parte de los órganos de Gobierno de la asociación. Así la , afirma: STC 104/1999 , de 14 de junio, FJ 4 EDJ 1999/11269), afirma

“este Tribunal ha venido destacando que el contenido fundamental de ese derecho se manifiesta en tres dimensiones o facetas complementarias: la libertad de creación de asociaciones y de adscripción a las ya creadas; la libertad de no asociarse y de dejar de pertenecer a las mismas; y, finalmente, la libertad de organización y funcionamiento internos sin injerencias públicas. Junto a este triple contenido, el derecho de asociación tiene también, según se dijo en la mencionada STC 56/1995, una cuarta dimensión, esta vez ínter privatos, que garantiza un haz de facultades a los asociados, considerados individualmente, frente a las asociaciones a las que pertenezcan o en su caso a los particulares respecto de las asociaciones a las cuales pretendan incorporarse. No hay duda alguna de que el régimen jurídico de la asociación, su «modo de ser» en el Derecho, viene determinado por los propios Estatutos y por los Acuerdos válidamente adoptados por la Asamblea general y los órganos directivos competentes”

En la misma línea, la STC Pleno de 7 noviembre de 2007 EDJ 2007/188657:

Posteriormente, el Tribunal ha venido destacando que el contenido fundamental de ese derecho se manifiesta en tres dimensiones o facetas complementarias: la libertad de creación de asociaciones y de adscripción a las ya creadas; la libertad de no asociarse y de dejar de pertenecer a las mismas; y, finalmente, la libertad de organización y funcionamiento internos sin injerencias públicas. Junto a este triple contenido, el derecho de asociación tiene también, según dijimos en la mencionada STC 56/1995 EDJ 1995/509 , una cuarta dimensión, esta vez ínter privatos, que garantiza un haz de facultades a los asociados, considerados individualmente, frente a las asociaciones a las que pertenezcan o en su caso a los particulares respecto de las asociaciones a las cuales pretendan incorporarse (STC 104/1999 , de 14 de junio, FJ 4 EDJ 1999/11269).

Esto nos lleva a qué podría impugnarse la celebración de la asamblea, cuando menos en lo tocante al punto del orden del día interesado, forzando la repetición conforme al derecho ejercitado por los socios. Así el artículo 40 LO 1/2002 de derecho de asociación, establece:

  1. El orden jurisdiccional civil será competente, en los términos establecidos en la Ley Orgánica del Poder Judicial, en relación con las pretensiones derivadas del tráfico jurídico privado de las asociaciones, y de su funcionamiento interno.
  2. Los acuerdos y actuaciones de las asociaciones podrán ser impugnados por cualquier asociado o persona que acredite un interés legítimo, si los estimase contrarios al ordenamiento jurídico, por los trámites del juicio que corresponda.
  3. Los asociados podrán impugnar los acuerdos y actuaciones de la asociación que estimen contrarios a los Estatutos dentro del plazo de cuarenta días, a partir de la fecha de adopción de los mismos, instando su rectificación o anulación y la suspensión preventiva en su caso, o acumulando ambas pretensiones por los trámites establecidos en la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  4. En tanto se resuelven las contiendas de orden interno que puedan suscitarse en las asociaciones, las solicitudes de constancia registral que se formulen sobre las cuestiones controvertidas sólo darán lugar a anotaciones provisionales.

2.3.- Respecto del Tiempo de la Convocatoria

Aun cuando efectivamente, no parece que se vayan a cumplir las previsiones estatutarias de la convocatoria realizada con un mínimo de diez días de antelación previsto en el artículo 13 de los Estatutos de la RSGT, sin embargo la jurisprudencia consultada solo otorga relevancia a tal transgresión si se hubiere impedido acudir a un número considerable de socios, de otro modo no pasaría de ser una mera transgresión formal sin mayor relevancia. Así sucede, en la EDJ 2018/32502 SAP Valencia de 1 febrero de 2018, donde al resolver una cuestión similar manifiesta:

En el análisis de la trascendencia jurídica de esa duplicidad de convocatorias conviene tener presente la distinción entre meras irregularidades y causas de nulidad de las actuaciones societarias, pues mientras las primeras, sin ajustarse a la literalidad de la norma estatutaria, no quebrantan el espíritu de esta, ni lesionan los derechos esenciales de los socios, las segundas constituyen un quebrantamiento frontal de la letra y del espíritu de esa norma, y lesionan los derechos esenciales de los asociados.

CONCLUSIONES: A juicio del redactor de este informe, es improcedente el cambio de la redacción realizada en el orden del día respecto a la solicitud formulada por el 17% de los socios. El presidente está vinculado por esa solicitud, sin que pueda alterar los términos de esta tal y como ha hecho.

No existe ningún impedimento ni estatutario, ni legal, a una propuesta a la Asamblea de una solicitud de elecciones. Consecuentemente, se debe exigir la rectificación del punto del orden del día. Y en el caso de no ser rectificado podrá, en su caso, interesarse la reposición del derecho de los socios vía judicial.

Este es mi parecer que someto a cualquier otro criterio mejor fundado en derecho.

En Madrid a 5 de junio de 2019

Ldo. Juan Luis Fernández-Prieto González

Letrado: 60.387 ICAM

Leave a Reply

Your email address will not be published.