A la liga de este año de la R.S.Gimnástica debemos darla un valor extra.

No conocí a ningún gimnástico que a primeros de noviembre, estando a 8 puntos del Laredo, siendo sextos en liga y en el peor arranque de la historia de este bendito club, pensase que nos llevaríamos este campeonato. A nadie.

Tuvo que llegar un entrenador de fuera, sin haber visto nunca más de dos partidos de la 3ª cántabra, donde solo conocía a un jugador (Palazuelos), para darnos esperanzas y hacer las cosas como es debido. Él, Pablo Lago, ha sido el artífice de conseguir la mejor racha en la historia del club, 22 victorias y 3 empates en los últimos 25 encuentros. Ha sido necesaria para revalidar el título y hacernos tener más posibilidades de ascenso jugando el play-off como campeones.

No ha inventado nada, no ha hecho un fútbol hiper-ofensivo ni nos ha vendido ninguna moto. Siempre dijo que quería construir el equipo desde atrás, y ¡¡vaya si lo ha conseguido!!

Tras el último partido de liga donde fuimos campeones entrevisté a 6 jugadores a pie de campo y creo recordar que a todos les comenté que este año la liga había que celebrarla. Ha costado muchísimo, han sufrido demasiado y estoy convencido que hasta en momentos a alguno se le han saltado alguna lágrima. Esta liga será recordada como la «liga de la remontada histórica». Y ahora, ¡¡a por el ascenso!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.